La Junta se endeuda para comprar terrenos para vivienda protegida

  • El programa, con un coste de 160 millones de euros, permitirá levantar 11.000 VPO

La Consejería de Vivienda lanzará en los próximos días una oferta de compra de suelo destinado a la vivienda protegida por valor de 160 millones de euros, lo que implicará que la Empresa Pública de Suelo (EPSA) triplique su capacidad de endeudamiento, de los 75 millones actuales hasta los 225. La medida permitirá, según los cálculos realizados ayer por el consejero Juan Espadas, incrementar el patrimonio autonómico de suelo un 30% en unos meses y ofertar en los próximos tres años 11.000 viviendas en los 39 municipios que concentran la mayor demanda de VPO, fundamentalmente en las capitales y sus áreas metropolitanas junto a las principales localidades del litoral. Las previsión es que se pueda urbanizar con esta fórmula cuatro millones de metros cuadrados de suelo, de los que un millón se destinaría a VPO.

El nuevo plan desarrollado por Vivienda se basa en que su empresa pública consiga, a través de la banca, los recursos para comprar los terrenos, aunque Espadas consideró que el coste de la operación será "cero, ya que la inversión se recuperará una vez vendidas las viviendas".

Una nueva Unidad de Obtención de Suelo se dedicará en las próximas semanas a identificar fincas en estas 39 ciudades en las que se pueda urbanizar de forma inmediata. A partir de ahí, la Consejería abre dos opciones a los propietarios interesados. La primera fórmula es vender directamente el suelo a EPSA que lo dedicará a la construcción de vivienda protegida. Una segunda posibilidad es la firma de un convenio por el que la empresa pública paga los costes de urbanización de la zona a cambio de que se le ceda un mínimo del 30% del terreno para levantar VPO. El propietario tendrá derecho preferente para desarrollar las promociones, para lo que puede llegar a acuerdos, avalados por Vivienda, con otros constructores y entidades financieras. Juan Espadas sí dejó claro que "no hay posibilidad de enriquecerse para quien quiera especular, ya que el terreno se compra a precio tasado".

Espadas consideró que con esta medida se salva el "cuello de botella" por la falta de financiación que encuentran los promotores, y se recuperaría, en un plazo breve, parte del empleo destruido en el sector de la construcción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios