La Junta trabaja en un mapa de puntos negros de atropellos de linces

  • Se centra en las carreteras del Aljarafe y Doñana , donde en 2011 murieron cuatro animales

Comentarios 2

La Consejería de Medio Ambiente, a través de los técnicos del Programa Life Lince, trabaja en un estudio de puntos negros en las carreteras del entorno del Espacio Natural de Doñana y de la Comarca del Aljarafe en la provincia de Sevilla para reducir de alguna manera la muerte de linces ibéricos por atropellos en estos viales. El informe resultante tendría que ser discutido con la Consejería de Obras Públicas y Vivienda para coordinar medidas con el fin de evitar que sean arrollados por vehículos. De hecho, en el pasado 2011, han sido hasta cuatro los ejemplares que han fallecido por esta causa.

A pesar de que este dato pueden ser "muy mediático", para el director del Programa Life, Miguel Ángel Simón, "si se tienen en cuenta los ejemplares muertos radiomarcados, el porcentaje mayor no es el fallecimientos por atropellos, sino el de enfermedades" y, sobre todo, en Doñana, donde están ligadas a la baja variabilidad genética en este Espacio Natural, donde se inició en 2008 un plan de refuerzo genético que está teniendo "buenos resultados".

El problema de adoptar medidas en las carreteras en esta zona de expansión de la población del lince de Doñana-Aljarafe, un territorio de influencia de Sevilla, es el alto número de viales y de tráfico. No obstante, según Simón, cuentan con un plan de manera conjunta con la Consejería que dirige Josefina Cruz Villalón, que también es socio del Life Iberlince.

"Aún tenemos que barajar las variables que existen encima de la mesa", adelanta, mientras aseguran que "la crisis económica actual no puede ser límite para estas medidas, pues las actuaciones para la permeabilización de las carreteras no son elevadas".

Sin embargo, Simón reconoce que si aumenta la población en libertad del lince "se producen más atropellos", recordando que la futura y previsible conexión entre el núcleo poblacional de Andújar, en la provincia de Jaén, con el área de reintroducción de Guarrizas, también situado en la misma región andaluza, los ejemplares tendrán que cruzar "de alguna manera" la autovía N-IV, con una alta densidad de tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios