Medio Ambiente propone restricciones al tráfico para limpiar el aire urbano

  • La Junta comienza a tramitar los planes de mejora de la calidad de la atmósfera en las áreas metropolitanas · Todas las grandes ciudades superan los límites legales en micropartículas

Comentarios 10

La Consejería de Medio Ambiente intentará atajar de raíz la principal causa de la mala calidad de la atmósfera en la ciudades: el tráfico. Para ello, ha iniciado el proceso participativo para acordar las medidas que consigan restringir la circulación en las grandes ciudades a través de la formulación de los Planes de Mejora de la calidad del Aire. Durante el año pasado, y en el conjunto de Andalucía, el porcentaje de días en los que la calidad era mala llegó al 22%. Es decir, casi uno de cada cuatro días los andaluces respiraron un aire cargado de contaminantes que, por sus altos niveles, perjudican la salud.

El BOJA del pasado 10 de octubre publicó la Orden por la que se inicia el proceso de redacción de estos planes de mejora y que afectarán a Sevilla y su área metropolitana, Málaga y la Costa del Sol, las bahías de Cádiz yAlgeciras junto a Jerez, Huelva y su núcleo industrial, Córdoba, la aglomeración de Granada, Almería, El Ejido y Carboneras, y Jaén y Torredonjimeno. Estos documentos servirán para identificar las principales fuentes de emisión, una propuesta de objetivos de reducción de los niveles de contaminantes, así como los medios para financiar las medidas a aplicar.

La idea de la Consejería de Medio Ambiente es concluir el proceso de redacción de las órdenes en un año para, en el ecuador de la legislatura, poder enviar al Consejo de Gobierno el Decreto sobre mejora de calidad del aire. La aprobación de esta normativa es un instrumento al que obliga la UE, ya que todas las capitales superan los límites permitidos fundamentalmente por la alta concentración en el aire de las micropartículas, las PM10. Además, la legislación europea en 2015 será mucho más exigente en las partículas que tienen menor tamaño y además, resultan más dañinas, las PM2,5. Otro de los grandes problemas del aire andaluz es el dióxido de azufre, del que también se supera con frecuencia el valor límite.

El incumplimiento de estos niveles implicará en un futuro sanciones para España y el origen del problema recae en el tráfico, afirma rotunda Esperanza Caro, la secretaria general de Cambio Climático y Calidad Ambiental. Caro recalca que las medidas de restricción de la circulación para los vehículos privados propuestas por el Gobierno autonómico serán diversas y advierte que "es el momento de las acciones concretas".

"En los casos del tráfico no puede haber una única respuesta", explica la secretaria general. Entre las medidas que baraja aplicar Medio Ambiente aparece la limitación de los accesos a los centros de la ciudad, mejorar la red de transporte público, la construcción de más rondas de circunvalación que alejen los vehículos de los núcleos urbanos o aplicar nuevas instrucciones de ordenación urbanística. Caro avanza que, en cualquier caso, las medidas aprobadas no serán impuestas, sino coordinadas con los ayuntamientos y los agentes económicos implicados.

La exposición prolongada a las micropartículas, constituye uno de los problemas más importantes en la contaminación ambiental, por sus efectos nocivos en el sistema respiratorio. En Andalucía el problema se ve agravado ya que a lo largo del año, a la contaminación del tráfico y la industrial hay que sumar los polvos que arrastra el viento desde los desiertos del norte de África.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios