Medio Ambiente se replantea las zonas para soltar linces ibéricos

  • Se revisará la propuesta de Hornachuelos frente a la de otras comunidades o Portugal

Aún no está claro que el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos sea el lugar que acoja las nuevas sueltas de linces ibéricos. El proyecto Life Lince se volverá a plantear si las condiciones con las que cuenta este espacio son las más idóneas para la reintroducción del felino más amenazado del mundo. Entre los aspectos que vuelven a cuestionarse están las características del parque y su ubicación con respecto al resto de áreas en las que el lince ya campa a sus anchas.Según los responsables del Life Lince, la principal razón de la revisión de las zonas que ya estaban preseleccionadas es que existe un proyecto y unos socios nuevos, por lo que habrá que replantear algunas cuestiones.

"Hicimos la selección de una tercera área de introducción del lince ibérico para que fuera en Hornachuelos, pero la situación se encuentra parada porque tenemos que volver a seleccionar los parajes", explicó el responsable del proyecto Life Lince en Andalucía, Miguel Ángel Simón.

Así, Hornachuelos tendrá que esperar para recibir al lince. La elección de la zona fue una declaración de intenciones que se realizó en 2006 por parte de la Consejería de Medio Ambiente, departamento que dirigía por aquel entonces Fuensanta Coves, que estableció un total de 15.000 hectáreas, entre la zona del Guadiato y Hornachuelos para la reintroducción del felino. La propuesta fue confirmada por otros consejeros.

Pero ahora eso se tendrá que revisar. "Nosotros tenemos que coordinarnos con el resto de socios: Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. Ellos tienen previstas una serie de reintroducciones y tenemos que ver si las áreas tienen conexión con las nuestras, si las zonas que tengamos cada uno dentro de nuestra comunidad o país, en el caso de Portugal, se pueden conectar", explicó Simón. Se interpreta que otras comunidades puedan ser las receptoras de los linces.

El vínculo entre las distintas zonas de los proyectos es fundamental para que se cumpla uno de los objetivos de las sueltas: conseguir un continuo contacto entre los linces y crear un corredor ecológico para evaluar las posibles amenazas a la especie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios