Medio millar de personas piden en Camas que se reanude la búsqueda de Marta

  • El abuelo de la joven, que encabezaba la marcha, cree que la policía "no ha llevado a cabo una búsqueda exhaustiva".

Comentarios 7

Medio millar de vecinos de la localidad sevillana de Camas han reclamado reclamaron que se vuelva a abrir la zanja para continuar con la búsqueda de Marta del Castillo Casanueva, la joven desaparecida y presuntamente asesinada en la noche del 24 al 25 de enero. Según los manifestantes, los efectivos de la policía "no han llevado a cabo una búsqueda exhaustiva" en la zona, por lo que reclaman un nuevo auto del juez.

En torno a 500 personas, entre las que se encontraban el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, así como tías y primas de la joven, se manifestaron en la Plaza del Eucalipto de Camas y recorrieron las calles de la localidad hasta llegar al Ayuntamiento para reclamar que se continúe la búsqueda de la joven. Allí, el abuelo agradeció a los asistentes su apoyo, "su presencia" y "su sensibilidad".

José Antonio Casanueva explicó que esta petición de una búsqueda más intensiva se debe a la "credibilidad" y "confianza depositada" en los vecinos de camas, quienes al "conocer el territorio" saben con más exactitud las zonas donde se ha podido esconder el cuerpo. Además, en su opinión, las últimas declaraciones del asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño, confirman "esta teoría".

En este sentido, el abuelo de la joven desaparecida solicitó al juez un nuevo auto en el que se reanude la búsqueda para "descartar todas las posibilidades" ya que, en su opinión, las seis horas que duró la última búsqueda "no fueron suficientes para llevar a cabo un rastreo efectivo".

Tras reunirse con el alcalde de Camas, Rafael Recio, el abuelo de Marta del Castillo calificó de "vergüenza nacional" que "un grupo de asesinos se esté riendo de la Policía y el pueblo español". Por eso, arremetió contra las "leyes proteccionistas" para los "delincuentes" mientras que las víctimas "quedan desprotegidas".

Mientras tanto, uno de los coordinadores de la manifestación, Manuel Gómez, aseguró que la zanja es "un muro de contención" que se hizo para recoger el cauce del arroyo y que se emplearon varios tubos "con el fin de que el agua pasara por ellos". Además, David Ponce, miembro de la plataforma 'Todos somos Marta', afirmó que la zanja estaba abierta cuando la joven desapareció, por lo que es un "lugar idóneo para esconder un cuerpo". Por último, expuso que la zanja que no se ha abierto se encuentra a escasos 100 metros de la casa de Miguel Carcaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios