Díaz tacha de "barbaridad" la inmatriculación de la Mezquita de CórdobaEl socialista José Entrena, presidente de la Diputación de Granada

Nueva página en debate sobre la titularidad de la Mezquita de Córdoba. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, tachó de "barbaridad" la inmatriculación del templo por parte de la Iglesia y aprovechó para pedir "diálogo y entendimiento" para que acabe siendo de titularidad pública, manteniéndose la gestión de la Iglesia.

La presidenta destacó que su posición sobre este asunto "no ha cambiado" y que el proceso de inmatriculación se llevó a cabo a través de "una ley injusta" elaborada por el Gobierno de José María Aznar, "que ha provocado que hoy tengamos un conflicto con lo que debería ser una joya a proteger".

Díaz añadió que la gestión "debe respetar los asuntos de interés y sensibilidad de la ciudad de Córdoba, como el turismo, por lo que espero que haya diálogo para que de una vez por todas haya acuerdo sobre la titularidad", resaltó. Díaz puntualizó que nunca se ha cerrado la vía del diálogo con la Iglesia "y la Junta de Andalucía siempre tiene la mano tendida para encontrar una solución", concluyó.

Tras sus declaraciones fuentes el Cabildo de la Catedral de Córdoba le recordaron a Díaz que para conseguir los estándares de calidad que tiene la Mezquita, "en los últimos 10 años, el Cabildo ha invertido más de 10 de millones de euros, mientras que la Junta de Andalucía no ha invertido ni un solo euro en la conservación y mantenimiento del templo desde hace casi dos décadas". El Cabildo pidió coherencia a la hora de realizar manifestaciones públicas sobre el tema, al mismo tiempo que le animaron a respetar las leyes y los acuerdos "que el Gobierno andaluz ha respetado".

El socialista José Entrena, que fue ayer investido presidente de la Diputación de Granada con el apoyo de IU y Ciudadanos, se comprometió a trabajar por que la provincia forme "parte activa" de los ejes de desarrollo que considera que se están trazando en Andalucía.

Entrena asumió la presidencia de la institución provincial con los once votos del PSOE y los cuatro de IU (2) y Ciudadanos (2), en virtud de un acuerdo programático con ambas formaciones, que no formarán parte del equipo de gobierno de la Diputación.

Durante el pleno de investidura, al que asistió el consejero de Salud, Aquilino Alonso, Entrena defendió que Granada debe ocupar un papel "protagonista" en el proyecto común del desarrollo económico de Andalucía, para lo que impulsarán un programa con el objetivo principal de generar empleo, y ha abogado por recuperar el "pulso social" que la Diputación "nunca debió perder".

El nuevo presidente, también vicesecretario provincial del PSOE, se comprometió a regir una Diputación que garantice los servicios públicos "en igualdad y sin exclusiones" a todos los municipios, y abogó por que la institución abandone "definitivamente el paternalismo" con los ayuntamientos, y los ayude pero no "decida por ellos".

El nuevo equipo de gobierno devolverá a los ayuntamientos la facultad de contratar los planes de obras y servicios, así como el "protagonismo" a sus alcalde, según Entrena, quien ha anunciado que ampliarán el programa de concertación con los municipios y mejorarán la gestión del ciclo integral del agua y de los residuos sólidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios