Michelle cenó a la carta con vino español y terminó con moscatel

  • La primera dama tomó su primera cena en el Buenaventura Plaza

Comentarios 2

Antes de que cayera la noche del miércoles, Michelle Obama aprovechó para hacer algunas compras, donde terminó adquiriendo unos zapatos de piel, prendas de Blanc du Nil para ella y su hija y varias piezas de bisutería. Después llegó su primera cena en España.

La primera dama se decantó por el Buenaventura Plaza, el antiguo restaurante de Gunilla Von Bismarck, una de las musas de los tiempos más gloriosos de la Costa del Sol.

En el mismo, donde tenían mesa reservada desde hace dos semanas -aunque no se confirmó hasta el día de antes-, tanto la esposa de Obama como sus acompañantes, entre los que se encontraba su hija Sasha, cenaron a la carta y bebieron vino español. Dos horas de menú que terminó con un moscatel de la tierra; a excepción de Sasha, que en lugar del vino tomó helado.

La comitiva de la primera dama de Estados Unidos salió del restaurante, cerrado para el público, antes de la diez de la noche con el buen sabor de boca de haber pasado una excelente velada.

Como nota curiosa, la presencia de Carmen Sevilla entre los curiosos que se agolpaban en los aledaños del restaurante. La veterana actriz quiso conocer a Michelle Obama pero la seguridad de la comitiva le impidió el acceso al lugar de la cena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios