El PP ve cerca el cambio político y el PSOE que la crisis no le resta liderazgo

  • El empate técnico en intención de voto que arroja el Barómetro de otoño del Grupo Joly tiene lecturas contrapuestas pero satisfactorias para los dos partidos

Comentarios 31

Los resultados del Barómetro de otoño del Grupo Joly han sentado muy bien tanto al PSOE como al PP. El empate técnico entre socialistas y populares en intención de voto ante unas elecciones en Andalucía ha tenido distintas lecturas: los primeros ven que su liderago está intacto a pesar de la crisis, y los segundos creen tener más cerca llegar a la Presidencia de la Junta.

Los más entusiastas, aunque con cierta dosis de moderación, fueron los populares. Su presidente, Javier Arenas, afirmó que "es la primera vez que el cambio en Andalucía se toca con las yemas de los dedos". Su reflexión fue avalada por el propio Mariano Rajoy, que apreció un desgaste de los socialistas andaluces y que tradujo en que las políticas populares "calan cada vez más". "Andalucía tiene un enorme potencial y necesita dar un salto importante", apuntó el presidente nacional del PP.

Sin querer caer en la "euforia" ni en el "triunfalismo", Arenas destacó que "lo importante" de las encuestas son "las tendencias" y señaló que este empate técnico es "una invitación a trabajar mucho más y a concluir el cambio en Andalucía, que es posible".

Estas declaraciones Arenas y Rajoy las realizaron tras asistir a un taller de elaboración de quesos en la granja escuela Las Hazuelas, en Grazalema (Cádiz), donde pasaron un fin de semana distendido después de las tensiones que últimamente vienen sacudiendo al partido.

La interpretación socialista a este barómetro estuvo más ligada al efecto de la crisis en la ciudadanía, ya que apenas creen que sus siglas se resienten en las urnas. "Las encuestas ponen de manifiesto algo obvio, y es que los ciudadanos sufren la crisis", así se postuló el secretario de Libertades Públicas de la Ejecutiva federal del PSOE, Álvaro Cuesta. La lectura positiva para el dirigente socialista fue que "ni el PP ni el líder de la oposición son la alternativa", explicó puesto que ni la crisis consigue arrebatar de forma clara el liderazgo en Andalucía a los socialistas. Ello se debe a que Rajoy, según mantiene, "es incapaz de tomar decisiones ni de arrimar el hombro apoyando las políticas sociales del Gobierno". Para Cuesta el único modelo sostenible para enfrentarse a la situación económica es el socialista, porque "el coste de la crisis no lo van a pagar los débiles".

Cuesta acompañó al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a la celebración de la Fiesta de la Rosa en Bentarique (Almería), en la que este último reflexionó acerca de los órigenes de la crisis actual y se centró en la importancia de la autonomía andaluza por la que consideró que hay que seguir trabajando, ya que "no puede haber ocho andalucías" como quiere el PP. En su alocución, Griñán también apeló a la responsabilidad y la "decencia" en el ejercicio de la política como instrumento "para conquistar el poder y transformar la realidad", frente a quienes, dijo, optan por "comprar medios de comunicación". En este sentido, aseguró que "no es cierto que todos los políticos son iguales", en alusión al presidente del PP-A, Javier Arenas, de quien recordó que hace unos meses afirmó que su intención era importar a Andalucía las recetas del presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios