El PP teme el "despido encubierto" de 2.000 eventuales del SAS

  • Los populares critican la "ineficacia" del Gobierno de Susana Díaz en materia sanitaria y el "descontrol, desbarajuste y caos" provocado con las contrataciones.

Comentarios 10

La portavoz de Sanidad del PP-A, Ana María Corredera, ha criticado la "ineficacia" del Gobierno de Susana Díaz en materia sanitaria y el "descontrol, desbarajuste y caos" provocado con la contratación del personal eventual. Sospecha que la no renovación de contratos de eventuales no estructurales "no responda tanto a ese caos administrativo que quieren vender, sino a un despido encubierto" que los propios profesionales estiman que puede alcanzar "las 2.000 personas".

En una rueda de prensa celebrada en Cádiz, Corredera rechaza que se haya creado "desconcierto como dice eufemísticamente Díaz", sosteniendo que la situación provocada se debe a la "ineptitud" de la Junta, que ha "perjudicado claramente a eventuales que llevaban muchos años trabajando en el Servicio Andaluz de Salud (SAS)" en lo que define como "un auténtico ataque a su estabilidad laboral".

Considera que Díaz quería "vender a bombo y platillo" esta semana ese "nuevo modelo de contrato electoral", adelantando a marzo la contratación progresiva de los 8.750 eventuales estructurales al cien por cien de la jornada laboral. Sin embargo, a los 7.000 eventuales no estructurales "no se les resuelve la papeleta" y ha provocado "que muchos de ellos acaben en la calle o hayan sido trasladados del centro en el que trabajaban".

Critica que se haya puesto en marcha una bolsa única supuestamente para "garantizar la eficacia y transparencia", apostillando que "no ha conseguido ni lo uno ni lo otro", solo generar "incertidumbre y preocupación" entre los profesionales.

Abunda que ese sistema, que debería haber sido "ágil, objetivo y eficaz en las contrataciones", se ha convertido finalmente "en un problema" porque "no se ha informado a los profesionales de ese nuevo sistema que entraba en vigor de bolsa única" y también porque "no ha tenido en cuenta las actualizaciones que esos profesionales habían incorporado". Por tanto, según la dirigente 'popular', "la Administración ha alterado de forma unilateral los criterios y ha provocado un caos", reiterando que las "maniobras oportunistas" de Díaz y su Gobierno "han chocado con su propia ineficacia".

A todo ello, añade la "escandalosa falta de solvencia y de rigor" del Gobierno andaluz al asegurar que la situación se va a "resolver" este martes tras convocar "una mesa urgente". Al respecto, se pregunta qué ocurre con los que han sido contratados en los dos últimos días y "si van a echar a la calle a los que han firmado".

Por ello, dice que al PP "no le extraña" que algunos profesionales "amenacen con ir a los tribunales" frente a unas decisiones "injustas" que suponen "un maltrato". Asimismo, ha reiterado que la situación "se parece cada vez más al despido camuflado que anunció el PP hace unos meses cuando dijo que no le cuadraban los presupuestos", argumentando que el "leve aumento" que reflejan "no permitía contratar a todo el mundo al cien por cien de la jornada". Además, entiende que la situación se agrava si la contratación "no es progresiva y se adelanta".

Apunta Corredera que el tiempo dirá si tienen razón en estas sospechas de "despido camuflado" que, de confirmarse, sería "una indecencia", igual que el hecho de que "la estabilidad de unos suponga el despido de otros".La portavoz de Sanidad del PP-A califica estos últimos años como "un trienio negro", como demuestra el hecho de que Andalucía "siga siendo la comunidad con el gasto sanitario por habitante más bajo de España", que cifra en 1.040 euros por habitante frente a los 1.320 de media nacional.

Censura que a los socialistas "se les llene la boca hablando de sanidad pública" cuando ha habido en estos tres años "unos recortes brutales y desmesurados". Así, alude a los "3.112 millones de euros que se han recortado" en materia sanitaria, según los datos de la Oficina de Control Presupuestario del Parlamento andaluz.

Igualmente, apunta que han sido años de "continuo maltrato a los profesionales", aludiendo a que "se ha congelado el desarrollo de la carrera profesional" y a recortes en sus salarios y complementos que "no van a recuperar". Además, subraya que se han perdido entre 2011 y 2014 "7.670 puestos de trabajo fijos en la Sanidad andaluza".

Considera que es precisamente por ello por lo que "hay colapso" y la Atención Primaria está "saturada" y es "poco resolutiva", llevando a los usuarios a "utilizar las urgencias como vía rápida de acceso a la sanidad", contribuyendo de esa manera a su "bloqueo y colapso". Para Corredera, otro ejemplo de "mala gestión" de la Junta en estos años es "la deuda sanitaria". Recuerda que la Cámara de Cuentas presentaba hace unos días el Informe General de 2013 que "alertaba de un endeudamiento del SAS de 1.370 millones", que responden a "facturas guardadas en los cajones" porque su política ha sido "la de gastar y no pagar".

Subraya que la Cámara de Cuentas alertaba de que la deuda en la sanidad andaluza ha "aumentado un 181 por ciento en 2013", lo que califica de "barbaridad", sobre todo teniendo en cuenta que "muchas de las deudas se han pagado con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el Plan de pago a proveedores". Concretamente, cifra en 42.622 las facturas abonadas con el FLA y en 454.742 las pagadas con el Plan de pago a proveedores.

En su opinión, esto demuestra que el Gobierno de la nación ha sido "totalmente leal" con la Junta de Andalucía para "salvar la sanidad andaluza", asegurando que sin la ayuda del Ejecutivo del PP "estaría en quiebra".

Finalmente, tanto Corredera como el coordinador general de campaña del PP-A, Antonio Sanz, han asegurado que esta situación evidencia la "necesidad de un cambio y una alternativa en Andalucía" de la mano del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, que aseguran que pondrá en marcha un Gobierno "comprometido con la sanidad pública, que apueste por los profesionales y que apueste por la inversión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios