PSOE y PP rivalizan por cerrar un pacto en el Parlamento por la crisis

  • Los populares proponen un acuerdo por el empleo de partidos, sindicatos y empresarios y el PSOE pretende dos: el VII de Concertación y uno político

PSOE y PP se marcaron al principio de esta legislatura el reto de que esta fuera la de los "grandes consensos". Fueron esquivos en el relevo en la dirección de la RTVA o en el sistema de financiación. Pero ahora parecen estar por fin de acuerdo en algo: un pacto para hacer frente común en este clima de recesión. Los dos partidos, Gobierno y oposición, llevarán propuestas similares al próximo pleno en el Parlamento andaluz en un ejercicio de "arrimar el hombro" no sólo político, sino también empresarial y sindical.

A pesar de coincidir en el fondo, en lo que no terminan de sintonizar es en la forma de avanzar juntos ante una coyuntura que si para los socialistas es "compleja y adversa", para los populares son tiempos "dramáticos", de inquietud" y de "verdadera emergencia social" con una tasa de desempleo que supera los 800.000 parados.

El PP lleva proponiendo desde principios de año un "gran pacto andaluz por el empleo" en el que el modelo a seguir sean los Pactos de Moncloa de 1977. Una alianza que fraguó por la necesidad de dar al país una estabilidad económica, política y social en un momento de gran tensión como fue la Transición. En el PSOE se busca el mismo fin pero sin mezclar los agentes. Con este punto de partida, los socialistas plantean dos pactos diferentes: el VII Acuerdo de Concertación Social entre Junta, empresarios y sindicatos, y un acuerdo político de las tres fuerzas con representación en la Cámara para afrontar la crisis.

Pese a la predisposición de ambos partidos, el clima de confrontación que caracterizó el último periodo de sesiones y que se constató en el último careo del presidente andaluz, Manuel Chaves, con la oposición en el pleno extraordinario celebrado el pasado mes de enero por la crisis, no lo pone fácil. Y más aún cuando el PSOE limitó esa discusión a la comparecencia del presidente, rehuyendo un nuevo debate general con propuestas de resolución demandado por PP e IU y que bien podría haber sido el germen del pacto que ahora se persigue.

Tampoco parece viable que el PP dé un sí a los socialistas cuando tiene convocado para 48 horas después del pleno una manifestación en Málaga por el empleo y en la que también dejará constancia del rechazo a las recetas anticrisis del Gobierno y la Junta.

En esta sesión plenaria también se entrará a debatir el papel de la banca andaluza en un momento de cierre del grifo crediticio a empresas y familias. Justo una semana después del encuentro que mantendrán las cinco cajas con Chaves, tanto el líder del PP, Javier Arenas, como el coordinador regional de IU, Diego Valderas, someterán al presidente andaluz en su habitual interrogatorio quincenal a la misma pregunta: las ayudas del Gobierno a las entidades financieras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios