El PSOE quiere crear un fondo autonómico de integración de inmigrantesLa Junta reconoce la dependencia de 145.000 andaluces

  • La ayuda serviría para mejorar los servicios que prestan los ayuntamientosLa Consejería de Igualdad prevé aumentar en 35.000 las plazas residenciales

El secretario de Cooperación e Integración del PSOE-A, Si Lahbib Chebbat, planteó ayer crear un Fondo Autonómico para la Integración de Inmigrantes, un instrumento que "supondría un paso más" para que los ayuntamientos continúen prestando sus servicios a la población inmigrante.

El dirigente socialista valoró el "esfuerzo que día a día" están desarrollando los ayuntamientos andaluces en la integración del colectivo inmigrante, un proceso que, según subrayó, "requiere de una adaptación de los servicios a la nueva realidad".

Este fondo complementaría las iniciativas puestas en marcha por la Junta de Andalucía, como el II Plan Integral para la Inmigración 2006-2009 o los Planes Provinciales de Políticas Migratorias, según recoge la propuesta de Chebbat.

El secretario de Cooperación e Integración de los socialistas andaluces señaló que la inmigración "exige la renovación permanente de políticas y el diseño de nuevas respuestas para un fenómeno tan complejo y cambiante", para el que se "requiere un esfuerzo mutuo de todos, tanto de los inmigrantes como de la sociedad de acogida".

"Dicha integración es posible cuando se contempla el fenómeno con normalidad, es decir, cuando se utilizan los servicios públicos ordinarios desde el primer momento de la llegada", subrayó Chebbat.

De esta manera, agregó, no sólo se evita la duplicidad de redes públicas, "sino que se favorece la normalización como elemento de integración que actúa sobre los inmigrantes y la población de acogida".

La directora general de Mayores de la Junta de Andalucía, María José Castro, anunció ayer que la administración andaluza ha reconocido el grado y nivel de dependencia en 145.390 casos y que el número de propuestas de Programa Individual de Atención (PIA) elaboradas ascendía a 56.953.

Castro recordó que hasta el momento sólo se ha valorado a aquellas personas que tienen una situación de "gran dependencia o una dependencia severa nivel dos, las únicas que este año pueden beneficiarse del derecho a percibir las prestaciones incluidas en la Ley", como establece la norma estatal.

La Ley establece que las personas valoradas como dependientes tienen derecho a plazas residenciales, teleasistencia y ayuda a domicilio. La directora general de Mayores señaló que está previsto aumentar en más de 35.000 el número de plazas residenciales en Andalucía, de las que 15.343 serán públicas, así como crear 10.000 nuevas plazas en Unidades de Estancias Diurnas.

Según la Dirección de Mayores, aunque no todos los dependientes son mayores, sí lo son la mayoría. De hecho, Andalucía ocupa el primer lugar en número de personas mayores con discapacidad, y el segundo en proporción al conjunto de la población entre las comunidades autónomas. Las personas mayores andaluzas presentan una mayor prevalencia de dependencia que las del resto del Estado: se estima que entre el 40 y el 50 % de las personas mayores de 65 años necesitan ayuda para realizar alguna actividad de la vida diaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios