El Plan E andaluz generará más de 6.000 empleos indirectos en la construcción

  • La Consejería de Empleo se quedó corta en sus previsiones y se cerrarán más de 20.000 contratos, con una duración de seis meses · La provincia con más colocaciones es Sevilla, con 3.162 personas

El plan paralelo al Plan E de Zapatero activado por la Junta de Andalucía, el Proteja, inicia su fase de despegue en uno de los momentos más sensibles para el desempleo y lo hace con un buen dato. Ante dos meses clave como son octubre y noviembre, en los que la tasa de parados se suele disparar y a punto de rozar la preocupante cifra del millón de personas, la Consejería de Empleo ha querido revisar las cifras iniciales de contratación previstas con este programa y ha constatado que se ha quedado muy corta: con tan sólo 947 de los 2.028 proyectos aprobados en marcha, ya se han cerrado 9.486 contratos de los 14.910 estipulados inicialmente, es decir, las expectativas no sólo se están cubriendo, sino que van a más, hasta el punto de superarse en un 39%. Pero a este porcentaje, dado a conocer esta misma semana en el Parlamento por el titular de este departamento, Antonio Fernández, hay que sumar otro elemento positivo, los empleos inducidos que, según sus cálculos, no serán menos de 6.155.

Si hasta ahora, para evaluar la evolución del Proteja, tan sólo se ha tenido en cuenta el volumen de puestos de trabajo directos, la Consejería ha querido ver los efectos que más allá de los seis meses que de duración tienen estos, mirando a esos otros sectores vinculados a la construcción pero que no están físicamente en el tajo. Y lo ha hecho atendiendo dos variables: el empleo indirecto y el empleo posterior al Proteja. En el primero de los casos, la Consejería ha recurrido al método Input-Output que suele utilizarse por el Instituto de Estadística de Andalucía para medir las relaciones de dependencia entre sectores productivos. Así, ha establecido que las constructoras acogidas al plan están destinando una media del 33,6% de la inversión adjudicada al aprovisionamiento y a servicios externos, lo que supondría la creación de 4.402 empleos indirectos.

Muchos de los proyectos acogidos a este Plan E andaluz son la ejecución de infraestructuras de uso público como bibliotecas, escuelas infantiles o centros de interpretación medioambientales o culturales que, una vez concluidas las obras y estén dotados de contenido, necesitarán de personal para atenderlos. La fórmula utilizada para saber en cuántos nuevos trabajadores se traducirá ha sido la entrevista directa cono ayuntamientos y las entidades que gestionarán estos espacios, siendo el resultado de 2.113 nuevas nóminas, según la Consejería. La prueba de que esto será así, es que ya existen casos reales, como el de la guardería de El Coronil (Sevilla), cuya construcción ha permitido la contratación de quince personas, a las que se incorporarán más adelante otras diez entre monitores, psicólogos y personal de limpieza; o la biblioteca de Lebrija (Sevilla), que ha dado trabajo a 16 obreros y luego se lo dará a ocho parados más para su puesta en funcionamiento.

En cuanto al desarrollo provincial del plan Proteja, es Sevilla la que va a la cabeza en contrataciones, al ser la primera que ha logrado superar el número de empleos previstos, porque a fecha del 18 de septiembre, ya había dado salida a 3.162 trabajadores de los 2.839 que se estimaron en un principio. Aunque aún no han rebasado las previsiones, la siguiente provincia en contratos es Granada, con 1.193, seguida de Córdoba (1.141) y Málaga (1.134), quedando ya por debajo del millar Almería, Cádiz, Huelva y Jaén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios