Rescatan en un embalse de Cádiz los cadáveres de dos cazadores

  • Se trata de dos hermanos que salieron a cazar patos en el embalse del Barbate, cerca de Alcalá de los Gazules y que probablemente murieron ahogados

Comentarios 2

Efectivos de la Guardia Civil localizaron ayer por la tarde los cadáveres de los dos hermanos de 42 y 29 años de edad, naturales de Algeciras, que desaparecieron el domingo cerca del embalse del río Barbate, en el término municipal de Alcalá de los Gazules (Cádiz), cuando se disponían a cazar patos.

Fuentes del servicio de Emergencias de Andalucía 112 indicaron a que el dispositivo de búsqueda localizó el primero de los cuerpos sobre las 15:15 de ayer. Por ello, se movilizó al grupo especial de emergencias de Andalucía y a un equipo especial de la Cruz Roja para prestar apoyo psicosocial a los familiares de los fallecidos, ambos de Algeciras (Cádiz).

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz explicó que los hechos tuvieron lugar el domingo sobre las 19:00 en una finca de Alcalá de los Gazules llamada Vega Blanquilla, que se encuentra cerca del embalse del Barbate. Al parecer, los dos hermanos iban en una balsa neumática a cazar patos y había una tercera persona esperándoles en tierra en la finca. Una vez denunciada la desaparición de estas dos personas, se inició la búsqueda. En ella participaron la Guardia Civil, la Policía Local y los bomberos, aunque el rastreo fue suspendido de madrugada debido a la falta de visibilidad, reanudándose ayer.

Antes de localizar los cuerpos, el Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil encontró la embarcación, un remo, dos escopetas y un traje de neopreno.

Al parecer, uno de los dos hermanos se ahogó en el embalse al intentar rescatar al otro, que habría caído al agua. Ésa es la hipótesis más probable que barajan los investigadores.

Según informó a Efe el alcalde de Alcalá de los Gazules, Arsenio Cordero, los cuerpos fueron encontrados por los buzos a 15 metros de la orilla, cerca de la finca Vega Barranquilla.

La documentación y la ropa encontrada en la orilla de uno de los hermanos es lo que hace pensar a los investigadores, según Cordero, que se ahogó intentando salvar a su hermano.

"Las últimas lluvias han hecho que el pantano esté bastante lleno y hay muchas zonas de fango y es complicado", explicó el alcalde alcalareño.

En el embalse en el que ocurrió la tragedia estáprohibido cazar, según informó ayer la delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios