Susana Díaz prescindirá de Mario Jiménez para ser la voz del PSOE

  • La dirección carecerá de vicesecretario y será una Ejecutiva menos numerosa y con varios portavoces dedicados a sus áreas

Susana Díaz se convertirá en secretaria general del PSOE el próximo sábado. Y ejercerá como tal. Conocedora de este partido, sin las servidumbres que se irá echando encima con el tiempo, Díaz asumirá el liderazgo de la dirección y será, de facto, la persona que marque los tiempos y los mensajes en el PSOE, su verdadera portavoz, de ahí que prescindirá de Mario Jiménez, actual vicecesecretario general, y del propio cargo. Este puesto no es tan habitual en esta organización, y lo han solido tener presidentes de la Junta que preferirían contar con personas como suerte de consejero delegado para los asuntos del partido. Pero ni por ésas: Luis Pizarro, por ejemplo, que fue la mano derecha de Manuel Chaves en el PSOE, nunca fue vicesecretario general. Así se lo comunicó la propia Susana Díaz a sus secretarios provinciales en una reunión que mantuvieron el lunes por la tarde en la sede de la calle de San Vicente, y en la que les explicó cuál será la estructura de la nueva dirección.

La Ejecutiva que salga este fin de semana de Granada será como las "antiguas", explicó uno de los secretarios presentes; es decir, con menos secretarios de áreas, y que asumirán la portavocía de su responsabilidad. "Es normal, ella conoce muy bien al partido y tal como Rubalcaba es la voz del PSOE, ella lo será del partido en Andalucía, con independencia de que Óscar López sea el que, en Madrid, dé la mayor parte de las ruedas de prensa", indicó otros de los presentes. "Nos comentó que le gusta la vida de partido, y que desea ejercer, del mismo modo que las secretarías serán similares a los departamentos que ella tiene en el Gobierno", explicó un secretario.

De este modo, Mario Jiménez, que en cierto modo fue un par de Susana Díaz durante el mandato de Griñán, volverá a ser el portavoz del grupo socialista en el Parlamento, con lo que desplaza a Francisco Álvarez de la Chica. Este último dejó la Consejería de Educación después de las elecciones de marzo de 2012, y apenas ha estado algo más de un año en el ejercicio de este cargo.

Mario Jiménez también dejará, previsiblemente, la presidencia del grupo parlamentario, que suele corresponder al secretario general. El onubense ejercerá de portavoz, como lo hizo entre 2010 y 2012. Un secretario explicó que no sabe si Jiménez ha decidido por voluntad propia no aceptar otros cargos en Madrid o que, realmente, no hubo hueco para el en Ferraz. "Me inclino por lo primero", señaló. Susana Díaz también ha querido con esa comunicación a sus secretarios conjurar que el tema de Mario Jiménez polarizarse el interés mediático del congreso.

Fuentes del PSOE también opinan que, una vez salido Mario Jiménez, Susana Díaz también elegirá una presidenta distinta a la actual, que es Amparo Rubiales.

Los secretarios provinciales valoraron a este medio que es la primera vez que se les reúne antes de un congreso para explicarles la estructura de la dirección, de ahí que valoren positivamente el gesto de Díaz, quien, por otra parte, ha decidido atajar el debate sobre la vicesecretaría general antes de iniciar el Congreso. Aunque es difícil que lo cumpla, Díaz les prometió que la dirección sería elegida pronto, el sábado por la noche, de modo que evitaría que las reuniones se prolongasen hasta altas horas de la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios