El TSJA prohíbe al alcalde de Carboneras cualquier actuación en El Algarrobico

  • El Alto Tribunal le advierte que incurrirá en un delito de desobediencia si no acata la orden

El alcalde de Carboneras (Almería), el socialista Cristóbal Fernández, tendrá que cuidarse mucho de acometer cualquier actuación urbanística en el paraje de El Algarrobico. El TSJA se lo ha prohibido y le ha advertido que, de no acatar la medida, estaría incurriendo en un delito de desobedencia después de que la Corporación aprobase hace un año la adaptación de sus Normas Subsidiarias a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía en la que mantenía la calificación de urbanizable para la zona.

La providencia dictada por el TSJA requiere "personalmente" al alcalde para que "se abstenga de cualquier actuación urbanística" en la zona donde se asienta el macrohotel promovido por la mercantil Azata del Sol y en la que se proyecta, además, la construcción de unas 250 viviendas "al estar pendiente de decisión judicial", subraya, el nivel de protección del parque natural Cabo de Gata-Níjar.

La decisión, contra la que ha interpuesto recurso de súplica el Ayuntamiento que aún se tramita tras la impugnación de la organización Greenpeace, se enmarca en la pieza separada abierta por el TSJA en la que decretó, en noviembre de 2008, la suspensión cautelar de lo dispuesto respecto al paraje de El Algarrobico en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales en vigor desde nueve meses antes al considerar los tres magistrados de la sala que podría permitir el "uso efectivo" del macrohotel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios