WWF culpa a la gestión política de las amenazas sobre Doñana

  • Los conservacionistas alertan de que el espacio natural está cerca de parecerse a Daimiel

Comentarios 2

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, destacó ayer que en esta legislatura han aumentado las amenazas sobre el Espacio Natural de Doñana "porque cada vez hay una gestión más política que técnica" en este espacio protegido "que cede ante las presiones locales".

"No se es consciente de la situación de emergencia ambiental de Doñana; vivimos en el espejismo de las intensas lluvias y de pensar que es un espacio natural que, como el maná, nunca se acaba, pero está al borde de convertirse en otras Tablas de Daimiel", advirtió en una entrevista.

Para el responsable de WWF España, el aumento de los peligros sobre Doñana se explica también por "el desgobierno" y "la falta de una visión de conjunto" con que, en su opinión, se gestiona este espacio protegido, declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad.

Del Olmo recordó las reiteradas denuncias de WWF sobre las extracciones masivas e ilegales de agua en Doñana para regadíos y para el enclave turístico de Matalascañas, y avisó de nuevos riesgos como el oleoducto de Huelva a la refinería extremeña de Balboa, que supondrá el tránsito anual de unos cien petroleros, o el dragado del estuario del Guadalquivir.

"El acuífero de Doñana está en una situación de explotación alarmante, los cultivos intensivos de fresa estrangulan el parque nacional y se han abierto miles de pozos ilegales, algunos en zonas ecológicamente muy sensibles", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios