Más de 40.000 dependientes se quedan a las puertas

  • El último escalón de beneficiarios, los moderados, tienen derecho a una ayuda desde enero de 2011, pero no la recibirán hasta 2013.

Comentarios 20

Primero la Junta les dijo que esperaran y ahora el Gobierno les dice: vuelva usted mañana. Más de 40.000 andaluces que ya han sido evaluados como dependientes moderados tienen derecho a una ayuda desde enero del pasado año según el calendario previsto en la ley, pero no la recibirán hasta 2013 en virtud de la medida anunciada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Este retraso en la entrada al sistema para los dependientes con una situación menos grave (desde 2007 tienen derecho a recibir una ayuda los grandes dependientes y desde 2008-2009 los dependientes severos) alarga la espera un año más, tras un 2011 a la expectativa. "Ya teníamos los expedientes preparados para comenzar a dar las ayudas en el primer trimestre de este año, pero ahora se quedan suspendidos", lamenta el director de la Agencia Andaluza de Dependencia y Servicios Sociales, Julio Coca. El responsable de la Junta admite el retraso por el cual la inmensa mayoría de los dependientes que durante años han sido valorados como moderados no tienen ya una ayuda. Pero ese retraso reconocido por la Junta no es de un año. Coca expone que se reclamó un tiempo de adaptación de seis meses para reevaluar la situación de estos dependientes (e interpreta como aval unos informes de la Abogacía del Estado y del Imserso), por lo que cuenta su tiempo de demora desde el 30 de junio. De los 43.514 valorados, sólo están recibiendo la ayuda "unos cientos", no llegan a mil, que serán los únicos moderados beneficiarios hasta 2013.

El aplazamiento del Gobierno de Rajoy a la ley de dependencia también afectará al siguiente escalón de moderados, (grado 1 nivel 1) cuya entrada estaba prevista para el 1 de enero de 2013, y que se aplaza a 2014. Con este nivel de dependencia, que prácticamente tienen todos los mayores de 80 años, se cierra la entrada al sistema. Unos 60.000 andaluces están ya dictaminados como dependientes moderados de nivel 1.

El retraso establecido por el Gobierno apenas tiene impacto económico. La ayuda a cada moderado costaría unos 120 euros (60 al Gobierno y 60 a las comunidades). En total, unos 2,6 millones para la Junta, que este año presupuesta más 1.000 millones, y unos 20 millones para el Gobierno en todo el país.

Sin embargo la medida sí que permitirá un respiro a las comunidades, sobre todo a aquellas que han comenzado tarde a hacer sus deberes por la oposición hecha con la ley a Rodríguez Zapatero, y que sobre todo deben ponerse al día en la atención a grandes dependientes y severos (sobre los que el PP asegura la continuidad de las prestaciones).

Este aplazamiento de la entrada de moderados ya fue propuesto en 2010 por el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y la Junta, como ahora, se opuso porque entendía que perjudicaba a las que hacían bien su trabajo. La comunidad andaluza va a la cabeza de forma destacada en el ranking (atiende a más del 30% de los dependientes reconocidos), pero aunque no lo reconoce, también tiene problemas por el ritmo impuesto.

En 2011 la entrada de nuevos beneficiarios estuvo muy por debajo de otros años (en enero eran 182.724 y el año terminó con 194.777) y estuvo estancada desde verano. En noviembre, por primera vez se dio un retroceso, que la Junta explica en un ajuste del INE "sin previo aviso" por el que desaparecieron de las estadísticas 30.000 beneficiarios entre fallecidos y bajas. El director de la Agencia de la Dependencia replica que hay un "crecimiento sostenido" cada mes de dependientes, sobre 3.000 más, y con esa argumentación mantiene la "ajustada" previsión de los Presupuestos de 2012, pese a los recortes: el año terminará con 275.744 andaluces atendidos, casi 80.000 más que ahora.

No obstante, Andalucía tiene a otros 30.000 dependientes, grandes dependientes y severos, en el 'limbo': se les ha reconocido su situación, pero aún no reciben una ayuda. Coca reconoce retrasos en las provincias de Sevilla o Cádiz, pero señala que están al día en otras como Jaén o Almería. Además, el 56,8% de los dependientes andaluces recibe una paga, cuando la ley establece la prestación económica como excepcional y apuesta por los servicios (ayuda a domicilio, residencias, centros de día…).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios