La dirección andaluza del PSOE relega a los rubalcabistas en las listas

  • Los secretarios provinciales chaconistas borran a los partidarios de Rubalcaba · Jaén integra a Mar Moreno, la primera que se posicionó a favor de la ex ministra

Comentarios 1

Aunque el PSOE rechazó a Marx como referente ideológico en aquel congreso de 1979 donde Felipe González retornó después de una dimisión estratégica, parece que no ha olvidado algunas de sus frases más certeras: ésa de que la historia se repite. La primera, como tragedia y la segunda, como farsa. O al revés. El PSOE andaluz acudió al 38º Congreso de la semana pasada fracturado entre los partidarios de Chacón, que contó con la ayuda decidida de la dirección regional y de cinco secretarios provinciales, y los de Rubalcaba que, a pesar de ser supuestamente minoritarios, ganaron el cónclave. Pero como si nada hubiera ocurrido hace seis días y, a pesar de las llamadas a la integración del secretario andaluz, José Antonio Griñán, el PSOE está viviendo este fin de semana una resaca del congreso con motivo del proceso de elaboración de las listas de las elecciones autonómicas del próximo 25 de marzo. Pero con un elemento innovador: algunos de los partidarios de Rubalcaba han sido eliminados o postergados de las propuestas de listas que las direcciones provinciales enviarán a la regional. "Los rubalcabistas integramos, como en Jaén o en Sevilla, y los chaconistas nos echan, como en Córdoba o Málaga", aseguró uno de los partidarios de Rubalcaba. Una revancha.

Martín Soler no irá en la lista de Almería, de no ser que el Comité Federal de Listas corrija la propuesta aprobada ayer, y que debe refrendarse el próximo miércoles en el Comité Director del PSOE andaluz. Fuensanta Coves, presidenta del Parlamento y partidaria de Rubalcaba, va de segunda en una lista liderada por su secretario provincial, Sánchez Teruel. El consejero de Empleo, Manuel Recio, es el tercero. En Málaga, quienes apoyaron al actual secretario general federal tampoco van en los primeros puestos según lo aprobado ayer. De hecho, José Aurelio Aguilar, que presentó una lista alternativa al secretario provincial, Miguel Ángel Heredia, con motivo del 38º Congreso, ha sido relegado a un puesto de suplente. El comité provincial malagueño aprobó su lista con sólo un 64% de los votos, menos de tres cuartos, un porcentaje pobre para una nómina a unas elecciones autonómicas.

La lista malagueña estará liderada por un consejero de José Antonio Griñán - el de Turismo, Luciano Alonso-, seguido de la presidenta del PSOE andaluz, Rosa Torres, ambos partidarios de Chacón. El consejero de Cultura, Paulino Plata, que se mostró favorable a Rubalcaba, va en uno de esos puestos - el quinto- linderos entre la seguridad de salir elegido y la posibilidad de no entrar en el Parlamento si al PP le salen bien las elecciones.

En Córdoba, cuyo secretario general, Juan Pablo Durán, también fue uno de los cinco que se manifestó por Chacón, también ha dejado fuera a todos los rubalcabistas. Durán no irá al Parlamento por una provincia que encabezará Araceli Carrillo, aceptada por todos. Habrá que esperar a la reunión del comité provincial de hoy para ver qué aceptación tiene la lista. Huelva, que también celebra hoy su comité provincial, también está viviendo serias tensiones en un territorio donde el secretario, Mario Jiménez, fue uno de los partidarios de Chacón.

Granada, dirigida por Teresa Jiménez, parece que es la única que apoyó a Chacón y que está dispuesta a incluir a algún rubalcabista en puestos de salida. Hoy vota su comité provincial. En Jaén, la provincia que más apoyó a Rubalcaba, ha colocado a Micaela Navarro de cabeza de lista y a la consejera de Presidencia, Mar Moreno, en el puesto número tres. Griñán solicitó a Jaén que su número dos en el Gobierno andaluz fuera en la lista. El consejero Antonio Ávila es el segundo, y el ex consejero Francisco Vallejo, el cuarto.

Los otros dos secretarios provinciales partidarios de Rubalcaba -Francisco González Cabaña, en Cádiz, y José Antonio Viera, en Sevilla- intentan confeccionar listas de integración, aunque todo se está complicando en las últimas horas. González Cabaña, que colocará a Luis Pizarro, en el puesto número uno, no llega a un acuerdo con los antiguos partidarios de Chacón, y en Sevilla, quien fuera el interventor de Rubalcaba en la elección del 38º Congreso, Alfonso Gómez de Celis, corre peligro de quedarse fuera a pesar del apoyo de José Antonio Viera. Sí parece clara la entrada de José Caballos, uno de los partidarios de Rubalcaba. No obstante, y como ya ocurrió en la víspera del 38º Congreso, Sevilla puede vivir con mayor crudeza esta suerte de revancha del cónclave de la semana pasada. Viera ha aceptado que la número dos del PSOE andaluz, Susana Díaz, sea la segunda tras Griñán, pero hay asambleas locales que se están rebelando contra esto porque entienden que se está incumpliendo el acuerdo de integración del presidente andaluz.

No obstante, la lista que apruebe el Comité Director del miércoles debe pasar el filtro de Ferraz, donde el Comité Federal de Listas se constituirá el lunes. Será, entonces, cuando se compruebe si los federales tienen peso suficiente para llegar a acuerdos con la dirección andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios