La dirección de la prisión deniega el tercer grado a Pantoja

  • La directora del centro rompe el empate al que había llegado la Junta de Tratamiento

Un día después de que Instituciones Penitenciarias concluyera que Isabel Pantoja no ha recibido ningún trato de favor en la prosión de Alcalá de Guadaíra, la Junta de Tratamiento del centro denegó el tercer grado penitenciario a la tonadillera sevillana, que permanece en esta cárcel desde noviembre para cumplir una condena de dos años por blanqueo de capitales. La Junta de Tratamiento estudió la situación de la interna, que solicitó pasar al tercer grado o régimen semiabierto una vez cumplido un cuarto de su condena.

El órgano está compuesto de seis miembros. Tres de ellos -la directora de la prisión, la subdirectora y el jefe de servicios- votaron a favor de que la interna siguiera cumpliendo pena en segundo grado, mientras que otras tres -la educadora, la trabajadora social y el jefe del servicio médico- consideraron que debía pasar a tercer grado. Precisamente, la directora del centro había sido objeto de denuncias y críticas de funcionarios y otras reclusas, que la señalaron como la responsable de que Pantoja disfrutara de privilegios dentro del recinto al consentírsele transgredir normas internas. Finalmente, la investigación desarrollada por inspectores de Instituciones Penitenciarias negó esta circunstancia.

Ante el empate, fue la presidencia de la junta, que recae en la figura de la directora de la prisión, la que se encarga de romper la votación. En este caso, lo hizo reafirmando su primer voto, es decir, que continúe en segundo grado. La resolución de continuidad en segundo grado puede ser estudiada por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias solo si la interna lo solicita.

En caso de hacerlo y de que Prisiones avale la propuesta de la prisión, la defensa de Isabel Pantoja podrá entonces recurrir su permanencia en segundo grado y reclamar pasar al tercer grado o régimen semiabierto ante el juez de vigilancia penitenciaria.

Entretanto, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, insistió ayer que no hay "en absoluto" ningún dato que pueda confirmar que haya trato de favor "a la citada interna", en referencia a Isabel Pantoja, "sino todo lo contrario". Tras el anuncio de Interior de que no son ciertas las denuncias de un grupo de funcionarios sobre esos supuestos tratos de favor, el ministro explicó que ha habido "una investigación exhaustiva durante diez días" por parte de dos inspectores.

El ministro recordó que se comprometió a "la máxima transparencia" en este asunto y agregó que se ha elaborado un "exhaustivo informe" en el que "sólo se han reservado aquellas conclusiones que afectan a datos de las reclusas o funcionarios".

En términos similares se expresó el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que defendió la "independencia y autonomía" de la investigación reservada que ordenó Instituciones Penitenciarias. A preguntas de los periodistas en Granada, Sanz dijo que "lo que no puede ocurrir es que se abra una investigación, que la dirijan profesionales de indiscutible independencia y que ahora se cuestione" el resultado.

Esa investigación descartó "rotundamente" que haya habido trato de favor alguno en la cárcel a la tonadillera, que permanece en la citada prisión desde el pasado mes de noviembre para cumplir una condena de dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios