El fiscal ve alevosía en la muerte a tiros de una joven de Rute en 2006

  • El Ministerio Público apunta al principal sospechoso al inicio de la vista oral del caso

El fiscal delegado de Violencia de Género en Córdoba, Borja Jiménez, dijo ayer que Manuel G. R., ahora de 28 años de edad, acusado de matar a su novia en Rute disparándole a bocajarro con una escopeta de caza, actuó "con frialdad" y "de manera alevosa y sorpresiva". La Audiencia inició ayer la vista oral contra Manuel G. R., que se enfrenta a 20 años de prisión, y contra Manuel R. C., a quien la acusación pública solicita 15 años de cárcel como cooperador necesario.

Los hechos se remontan a la noche del 12 de septiembre de 2006, cuando Manuel G. R. presuntamente disparó a la que había sido su novia, de 16 años, cuando paseaba con sus amigas en la puerta del centro de acogida de la Junta donde vivía la chica por problemas familiares. El acusado, al parecer, le tiroteó por la decisión de ella de poner fin a la relación. La joven murió tres años más tarde después de un largo sufrimiento. Su presunto asesino se encuentra en libertad desde septiembre tras agotar los cuatro años de prisión preventiva que recoge la ley, y ayer se sentó en el banquillo sin grilletes y sin escolta policial.

El fiscal expuso al jurado que Manuel G. R. disparó a la víctima "de manera sorpresiva" y razonó que esta acción le provocó la muerte de la joven al cabo del tiempo. También dijo que Manuel R. C. "cooperó de manera indispensable", si bien reconoció que sufre una disminución de sus capacidades intelectivas. El presunto autor material de la muerte, sin embargo, se encuentra "en perfectas condiciones", frente a la tesis de la defensa, que explicó que sufrió un "arrebato" y pidió al jurado que decida "de un modo justo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios