Los hosteleros advierten que gravar el alcohol y el tabaco "retraerá el consumo"

  • Critican que "va a salir más caro tomarse un whisky en Andalucía que en Estocolmo"

Comentarios 1

El presidente de la Federación Andaluza de Hostelería, José Manuel Ledesma, se mostró ayer en contra de la posibilidad de gravar impuestos sobre el consumo de alcohol o tabaco, apuntada por la consejera de Salud, María Jesús Montero, toda vez que gravarlos sería algo "inoportuno" y que tendrá como consecuencia "una retracción del consumo", toda vez que "los empresarios deberán repercutirlo en el precio final al cliente".

En su opinión, "independientemente del fondo de la cuestión, en el que la consejera puede tener razón, esta medida sería inoportuna, tanto por el momento del sector como por la época en la que vivimos". Asimismo, recordó que "uno de los grandes atractivos de cara a los países emisores de turistas es el hecho de que en España y en Andalucía las bebidas y el tabaco son más baratos para viajeros como ingleses o alemanes", por lo que una tasa a ambos productos "puede retraer el mercado en un momento muy complicado". Además, advirtió que este impuesto se plasmaría en un aumento de los precios, toda vez que "tendremos que repercutir ese aumento fiscal en un incremento de preciso de venta al público. Entre la subida del IVA y esta posible subida va salir más caro tomarse un whisky en Andalucía que en Estocolmo", agregó Ledesma, quien pidió que no se grave ni al alcohol ni al tabaco "pues tenemos suficiente con los perjuicios que causa la subida del IVA y subir aún más los impuestos indirectos sería un desastre".

Fuentes de la Asociación Empresarial del Tabaco (AET) apuntaron que "no existe constancia oficial sino una declaración de intenciones por parte de la Junta para establecer un nuevo marco fiscal sobre el tabaco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios