El 15-M impide a Rubalcaba dar una conferencia en Granada

  • Medio centenar de personas revientan una charla del líder del PSOE sobre "química y política"

Comentarios 1

Medio centenar de integrantes del movimiento 15-M y del grupo Stop Desahucios boicotearon ayer la conferencia que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, iba a pronunciar en la Facultad de Ciencias con motivo del centenario de los estudios de Química en la Universidad de Granada. El acto, tras 20 minutos de protesta, fue suspendido. "Lo lamento profundamente, porque me consta que a esta celebración académica habían asistido muchos estudiantes y profesores", declaró Rubalcaba. El dirigente socialista decidió desplazarse hasta Granada a pesar de que la noche anterior supo que "cabía la posibilidad de que algunas personas intentaran reventar el acto" porque "me comprometí y, especialmente, porque creo que el derecho a la libertad de expresión, en este caso la mía, es irrenunciable".

"Nosotros lo sentimos pero las familias lo están pasando muy mal, ha habido más de 3.000 suicidios desde que comenzó la crisis. No vamos a esperar a que esta gente venga aquí a darnos una charla. Las familias necesitan una solución ya. Lo hemos intentado con el diálogo pero lo único que nos queda ya es protestar", dijo el portavoz de Stop Desahucios, Antonio Redondo, tras la suspensión de la conferencia. Su reivindicación ante Rubalcaba fue porque su partido gobierna Andalucía y también a la Junta reprochan los recortes.

El alboroto en el salón de actos de la facultad comenzó coincidiendo con la presentación de Rubalcaba. En ese momento, los miembros del 15-M, secundados por los integrantes del grupo Stop Desahucios y de la asamblea de estudiantes, sacaron pancartas y carteles y lanzaron consignas contra el secretario general del PSOE. "Ni gente sin casa, ni casa sin gente", "Agua, luz, gas, derecho universal", "Rescatan al banquero, ahorcan al obrero", "Sí se puede, pero no quieren" o "También con Rubalcaba la poli te pegaba" y "Rubalcaba también privatizaba", fueron algunos de los gritos que se corearon.

El rector, Francisco González Lodeiro, intentó que se marcharan de la sala y se pudiera celebrar el acto, al igual que el decano de la Facultad. "¡Ya está bien!", gritó el rector, pero no surtió efecto. Antes había intentado calmar los ánimos. "En la sala hay mucha gente dispuesta a escuchar a Rubalcaba", dijo, justificando que se trataba de un acto académico y no político. Imposible. Finalmente, Rubalcaba decidió no pronunciar la conferencia pese a que había alumnos, profesores y oyentes que le pedían que lo hiciera. "No van a irse, no me van a dejar", contestó el dirigente del PSOE.

Uno de los organizadores del acto, el catedrático Fermín Capitán, lamentó la situación. "Que no se permita hablar en un recinto universitario no lo veíamos desde hace tiempo, corresponde a otras épocas", dijo.

El PSOE y el PP coincidieron en censurar los hechos y ambos apelaron al respeto por la libertad de expresión. Los populares rechazaron "frontalmente" el "boicot sufrido" por el líder socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios