Un incendio arrasa 65 chabolas en un asentamiento de Palos

  • Más de 70 inmigrantes se alojaban en el campo a la espera de trabajo en la recogida de la fresa. Se desconocen las causas del origen.

Un incendio, del que se desconocen las causas, arrasó la madrugada de ayer unas 65 chabolas de cartón y plásticos en las que vivían más de setenta inmigrantes en un campo de Palos de la Frontera.

Así lo indicó Carmen Limón, del Programa de Asentamientos de Cáritas Diocesana de Huelva, quien detalló que según la información recabada entre los propios afectados por los voluntarios de dicha organización benéfica, las llamas se iniciaron poco después de las cinco de la madrugada del domingo, tras lo cual se dio aviso inmediatamente a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los equipos de extinción y emergencias sanitarias, aunque todas las personas que dormían en las chabolas tuvieron tiempo de salir de ellas por su propio pie y no resultó nadie afectado.

Según fuentes del Servicio Coordinado de Emergencias del 112 de Andalucía, las llamas se propagaron por todo el perímetro afectado, una zona de pinar y eucaliptal, en cuestión de minutos, calcinando literalmente las chabolas que encontraron a su paso, todo ello propiciado por el material altamente combustible del que están fabricadas: cartones, telas, maderas, colchones y plásticos.

Se trata de un conjunto chabolista situado en las inmediaciones del polígono San Jorge de Palos, donde vive un número indeterminado de personas, que aumenta cuando se acercan épocas como la de la recogida de la fresa, que ha comenzado en estos días.

La imagen de la zona arrasada era ayer dantesca, pues los únicos objetos que podían distinguirse entre las cenizas eran las bombonas de gas reventadas por el fuego que los inmigrantes usan para cocinar, los alambres de los colchones en los que duermen, o algunos enseres básicos de cocina como ollas, cacerolas o sartenes, además de un vehículo que resultó totalmente arrasado.

Según narraron algunos de los afectados, sólo les dio tiempo a correr para poner a salvo sus vidas cuando mientras dormían se originó el incendio, por lo que aseguran que han perdido lo poco que tenían, incluida la documentación, el poco dinero que poseían, o pequeños recuerdos en forma de fotografías de sus familiares y resto de personas queridas.

"Pasamos mucho miedo", afirmaron aún nerviosos y con los rostros muy serios los pocos que quisieron hablar con este periódico, porque "estábamos durmiendo y, de repente, vimos como todo ardía rápidamente, las chabolas y los árboles. Había fuego por abajo y por arriba. Fue un infierno".

Además de la Guardia Civil, acudieron al lugar del siniestro varias unidades de bomberos del Consorcio Provincial Contra Incendios de Huelva, y tres coches autobomba del Infoca, cuyos efectivos aún refrescaban el perímetro del incendio pasadas las tres de la tarde de ayer, así como mantenían acordonada la zona ante el riesgo de propagación de llamas en algún punto concreto como consecuencia del intenso viento, y de caída de alguno de los árboles afectados por el fuego.

Los equipos de extinción lograron acudir a la zona a tiempo de sofocar las llamas y de evitar que se quemase el resto del asentamiento, donde existe un buen número indeterminado de chabolas que no resultaron afectadas por las llamas.

Todo apunta a que el origen del fuego pudo estar, por la hora en que se inició, en los rescoldos de alguna hoguera encendida la noche anterior para calentarse, o en una vela de las que usan los inmigrantes para ver por la noche, ya que en el asentamiento carecen de lo más básico, como por ejemplo electricidad o agua potable.

La responsable de Cáritas explicó que como medida de emergencia, su organización había facilitado alimentos a los afectados para que pudieran almorzar ayer, así como que a partir de ese momento se ponían a disposición de las autoridades competentes "para colaborar en todo lo necesario".También indicó que Cáritas ya se había puesto en contacto con el Equipo de Atención al Inmigrante de la Guardia Civil (Edati), para a partir de hoy reunir al grupo de afectados por el incendio de cara a facilitarles la gestión de la documentción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios