La incidencia del proyecto de presupuestos irá a debate al Parlamento

  • Chaves avala la partida del Gobierno y Arenas estudia pedir la reprobación de Solbes

El pleno del Parlamento andaluz acogerá la próxima semana un debate general, con propuestas de resolución de los grupos, sobre las repercusiones para Andalucía del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 presentados el martes por el Ejecutivo central. La sesión se celebrará el miércoles ante la ausencia el día anterior del vicepresidente económico del Gobierno, José Antonio Griñán, quien asistirá en Madrid a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

La valoración sobre la inversión de 4.410 millones remitida a la comunidad originó ayer distintas interpretaciones según los partidos. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, consideró que el Gobierno ha "cumplido sus compromisos y obligaciones" al destinar a Andalucía el montante al que obliga el Estatuto, el 17,8%, "igual al peso poblacional en el país", y recogiendo que en seis meses se acordará la deuda histórica, por lo que calificó de "fuegos de artificio" la comparación con las asignaciones a otras comunidades.

La partida no convence a la oposición. El presidente del PP-A, Javier Arenas, aseguró que los PGE suponen un "choque frontal" contra las necesidades de la comunidad y contra el Estatuto de Andalucía, y avanzó que estudia plantear la reprobación en el Parlamento autonómico del Gobierno central, bien de Rodríguez Zapatero o de Pedro Solbes, ministro de Economía. Arenas criticó que Andalucía sea la décima comunidad en crecimiento, con un "ridículo 1%", y la 13 en inversión por habitante, con 547 euros.

Diego Valderas, coordinador general de IU, afirmó que los Presupuestos "no son buenos" y acusó al Gobierno de "abusar de la amistad", por lo que rechazó motivos "para la alegría o los triunfalismos".

Aparte del análisis negativo de las cuentas estatales, PP e IU coincidieron en su petición de cambios en los plenos del Parlamento autonómico. El PP pidió la ampliación de la duración de los plenos de un día y medio a dos días, e IU reclamó la modificación del Reglamento para poder presentar más iniciativas y sin necesidad de apoyo de PP o del PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios