El material del furgón que explotó en Almería "estaba en perfecto estado"

  • La investigación espera las pruebas del juzgado para entregar el cuerpo del fallecido a la familia

Donde menos peligro había, en su propia casa y ya preparándose para el cambio de turno. Así perdió la vida el Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Guardia Civil de Almería, Emiliano Q. F. Después de una larga trayectoria y amplia experiencia, nadie se explica aún cómo pudo ocurrir el trágico accidente. "El material estaba en perfectas condiciones e incluso con menor carga de la que suelen llevar en el furgón", dijo ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en una visita a Almería.

" No hay que investigar más allá de las circunstancias en que se produjo la explosión, lo que ya está en manos del juez", insistió Sanz, que acudió a las dependencias del cuerpo armado con el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y otras autoridades.

"Fue un terrible accidente que ocurrió cuando el agente se disponía a terminar su jornada laboral en las cocheras y por asegurarse de que el material explosivo que llevan en dotación los furgones del Gedex estaba en perfecto estado de revista". Así explicó los hechos Fernández de Mesa, tras mantener una reunión con los altos mandos de la Comandancia y anunciar que a Emiliano Q. F. se le va a conceder la más alta condecoración del cuerpo a título póstumo, la Cruz de Plata. Se trata de un reconocimiento y homenaje para actos de estas características, que impondrá el propio director general previsiblemente durante el funeral.

La investigación que está abierta trata de determinar las causas por las que se produjo la explosión. Lo que pudo certificar Fernández de Mesa es que el fallecido se encontraba solo en el garaje y que en el último momento se produjo el fatal accidente del agente, "un español ejemplar", sentenció. Y es que "aunque estén en el acuartelamiento, aquí no se ensaya absolutamente nada y están expuestos a que pasen estas cosas".

Ayer se desplazaron hasta la Comandancia de Almería técnicos de la Diputación Provincial, que se van a encargar de realizar un exhaustivo estudio sobre los daños producidos en la estructura del edificio. Los ingenieros emitirán un informe en el que certificarán en qué medida ha podido afectar la explosión al garaje, que permanece precintado, sin ocupación, para evitar posibles consecuencias.

El escenario del accidente es quedó con grandes desperfectos, puesto que la deflagración dañó las tuberías y conducciones que discurren por el techo del garaje, así como a otros vehículos que había alrededor del furgón, que quedó completamente destrozado.

El cadáver continuaba ayer en el Instituto de Medicina Legal de Almería, donde se le ha practicado la autopsia y análisis de ADN. El levantamiento del cadáver por parte de la comisión judicial se llevó a cabo sobre las cinco de la madrugada en presencia de los especialistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios