Un nuevo plan de residuos peligrosos corregirá datos "poco alentadores"

  • La Junta emprende los trámites para elaborar un programa para el período 2011-2020 que mejore los niveles medioambientales · El documento surgirá de una comisión formada por varias consejerías

La Consejería de Medio Ambiente emprenderá una nueva estrategia en su política contra los residuos peligrosos en la comunidad. Hay datos "poco alentadores", en palabras del máximo responsable del departamento, José Juan Díaz Trillo, que exigen un replanteamiento de las medidas e iniciativas tendentes a reducir estos residuos con la meta de alcanzar, además, unos niveles de protección medioambiental "lo más elevados posibles".

Con ese objetivo, el Consejo de Gobierno acordó ayer el inicio de los trámites para la elaboración del Plan de Prevención y Gestión de Residuos Peligrosos de Andalucía 2011-2020. Este será el documento marco que recogerá la nueva estrategia. El texto vendrá a sustituir al Plan Director vigente desde 2004 y tendrá como objetivos la disminución de vertidos y residuos peligrosos, la utilización en las empresas de materias primas secundarias para reducir el consumo de recursos naturales, el fomento del reciclaje y el desarrollo de las tecnologías limpias.

Para ello, el plan incluye campañas de sensibilización y formación empresarial, la colaboración con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y el fomento de acuerdos voluntarios, así como programas específicos de control y seguimiento de actuaciones.

El nuevo plan también contará con un diagnóstico de la situación existente en Andalucía sobre la producción y gestión de los residuos peligrosos, además de un análisis y estudio de los tipos, cantidades, fuentes y evolución futura de los residuos generados. En el plazo de doce meses, el nuevo documento será elaborado por la Consejería de Medio Ambiente a través de una comisión redactora integrada por representantes de las consejerías de Gobernación y Justicia; Hacienda y Administración Pública; Economía, Innovación y Ciencia; Agricultura y Pesca; Salud, y Obras Públicas y Vivienda.

Una vez redactado, el documento será sometido a una evaluación para garantizar su conformidad con la planificación económica regional, y a un periodo de información pública.

Simultáneamente, antes de su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno, se recabarán las sugerencias de las diferentes administraciones y de los agentes económicos y sociales, así como los informes de adecuación a la planificación autonómica de ordenación del territorio.

El anterior Plan de Gestión de Residuos Peligrosos Urbanos de Andalucía ha supuesto la creación de 11.215 centros productores de residuos peligrosos, al pasar de los 14.935 que existían en 2004 a los 26.150 actuales, manteniendo una distribución homogénea en el territorio andaluz.

Respecto a las instalaciones de valorización y eliminación de residuos, Andalucía cuenta ya con 356 gestores autorizados y 292 instalaciones de gestión. Con relación a la producción de residuos peligrosos en Andalucía, se ha pasado de 236.075 toneladas en 2004 a 298.658 toneladas en el año 2008.

Por otro lado, Díaz Trillo anunció también ayer, tras el Consejo de Gobierno, el decreto regulador de la denominada Autorización Ambiental Unificada (AAU). Esta figura, prevista en la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía, simplificará en un permiso único los distintos procedimientos administrativos de prevención y control medioambiental que actualmente se exigen para los proyectos y actividades económicas de menor entidad. La nueva normativa conllevará una reducción media de seis meses respecto a los plazos de tramitación actuales, además de incrementar la seguridad jurídica al evitar trámites paralelos de distintas instancias administrativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios