Y hubo a quien le pareció el 'Titanic'

  • Un ferry chocó contra un muelle en el puerto de Málaga

Como una escena de película de ciencia ficción. Así resumen los comerciantes del muelle 1 del puerto de Málaga la colisión del buque de Transmediterránea Juan J. Sister, más conocido como Melillero en la capital de la Costa del Sol por ser el que cubre habitualmente la ruta con Melilla.

El impacto se produjo en la tarde del lunes cuando el ferry, afectado por fuertes rachas de viento de hasta 20 nudos, incrementaba la velocidad para salvar una zona más estrecha del puerto malagueño. Sin embargo, justo antes de revirar para finalizar el atraque la máquina del barco no respondió, quedando bloqueada la marcha avante. En ese momento saltaron todas las alarmas en el puente de mando. Maniobrando con el timón y echando sus dos anclas al fondo, el Juan J. Sister logró reducir su velocidad a tres nudos, minimizando el impacto de su bulbo, primero contra un velero, y después contra el cantil del muelle.

El accidente sorprendió tanto a la clientela como a los propietarios de los negocios de la zona y quedó grabado en sus retinas, ya que nunca habían presenciado un siniestro de tal calibre. "Parecía una escena de película, propia de Titanic. No sabía cómo reaccionar porque veía que el barco avanzaba directamente para la tienda y no podía maniobrar", relató la dependienta de un comercio de bolsos y complementos situado frente al lugar del choque.

Los trabajadores de los restaurantes de la zona no se alertaron en un primer momento, ya que es habitual ver al Melillero maniobrar a su llegada para el atraque posterior. "La mayor sorpresa fue para la clientela, que no está acostumbrada a ver el buque. Para nosotros todo parecía normal hasta que vimos el barco entrar a una mayor velocidad de lo habitual directamente hacia el muelle y escuchamos un gran estruendo", explicó Leonardo D'agostino, empleado de uno de los restaurantes cercanos.

El olor a quemado, el sonido de la sirena y las luces del buque llamaron la atención de los comerciantes que, móvil en mano para inmortalizar el momento, salían de sus tiendas al ver el ferry acercarse sin control a sus establecimientos. "Escuché el ruido de cadenas dentro de la tienda y al asomarme noté olor a quemado y vi el barco muy pegado al muelle rozando al resto de embarcaciones", relató Azucena González, empleada de un comercio de calzado.

El impacto producido por el bulbo del ferry, que tiene un agujero de un metro y medio de longitud, afectó a varios veleros y yates de la zona así como la carretera de la zona portuaria, que podía verse ayer levantada. "Una embarcación se quedó sin mástil, volcó por el impacto y comenzó a hundirse; mientras que varios yates quedaron bastantes dañados por el roce tanto del impacto como cuando el buque comenzó a dar marcha atrás para retirarse de la zona", explicó la comerciante Cristina Gálvez. El Huida fue el velero más afectado, ya que presentaba diversas grietas en su casco en la banda de estribor y estaba totalmente desarbolado. Se trata de un modelo Puma 34, de 10,3 metros de eslora de diseño inglés y construcción española, que luce bandera de Holanda y matrícula de Málaga.

Parado tras el choque, el barco, muy lentamente ejecutó la maniobra que finalmente lo posicionó en su habitual atraque. Una vez amarrado pudieron desembarcar los pasajeros, siete vehículos y 30 unidades de carga que habían viajado desde Melilla, mientras que responsables de la compañía Trasmediterránea y técnicos de Capitanía Marítima embarcaban en el buque para iniciar las investigaciones sobre el accidente. A media tarde de ayer, el transbordador fue transportado hasta un lugar donde no entorpeciese el tráfico interno, donde espera que se verifiquen los daños y se ejecuten las reparaciones pertinentes.

La escena aún pone el vello de punta a los comerciantes del entorno de muelle 1, ya que algunos incluso llegaron a temer por sus establecimientos. "El accidente podría haber sido mucho peor y haber causado destrozos en nuestros comercios", opinó un trabajador de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios