Un programa andaluz evitará el tráfico ilegal de niños en Haití

  • La técnica de análisis DNA-Prokids de la Universidad de Granada tomará 5.000 muestras de menores de la isla

"Haití no es un territorio libre para entrar y llevarse a los niños, que nadie piense que los menores no van a poder ser identificados". Son palabras de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez. Las pronunció ayer al anunciar la aplicación del programa DNA-Prokids (ADN a favor de los niños) en la isla asolada por el terremoto con el objetivo de identificar a los niños desamparados, encontrar a sus familias y evitar así el tráfico ilegal de menores.

Rodríguez explicó que fueron la Universidad de Granada y la Junta las que propusieron el programa a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que aceptó ponerlo en marcha en Haití. El DNA-Prokids ya ha permitido la identificación durante el año pasado de 30 menores en doce países de Suramérica y Asia. En esta ocasión, un equipo español analizará en Haití 5.000 muestras genéticas. El DNA-Prokids iba a empezar a aplicarse en Haití en octubre próximo, pero el terremoto ha provocado el adelanto.

El director del programa, José Antonio Lorente, investigador de la Universidad de Granada, recordó ayer que según Unicef y la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Onudoc), cada año son víctimas del tráfico ilegal entre 800.000 y un millón de menores. Lorente detalló que, a partir de la toma de muestras biológicas, se crearán dos bases de datos de ADN, una de menores de 18 años que carezcan de familia reconocida y otra de padres o madres denuncien la desaparición de sus hijos, las cuales se cruzarán para buscar coincidencias. Luego se reunirá a los menores con sus padres o bien se determinará que son huérfanos.

La iniciativa sirve para "evitar las adopciones ilegales", y quienes las llevan a cabo "deben saber que el niño puede ser identificado y que se va a demostrar que ha sido adoptado ilegalmente". Lorente señaló que el objetivo es que haya una "coordinación absoluta" con los países en los que se aplica ADN-Prokids y que a largo plazo España sólo ejerza de "coordinadora", siendo las autoridades de cada Estado las que se ocupen de aplicar el programa. Actualmente, el laboratorio de la Universidad de Granada coordina las pruebas que se hacen y gestiona la base de datos pero tiene el apoyo de la Universidad del Norte de Texas.

La Universidad de Granada ha asegurado que en una primera fase puede hacer entre 5.000 y 6.000 pruebas de ADN -cada una de las cuales cuesta 250 euros, si bien en el caso de Haití se hará gratuitamente-. La agencia, por su parte, trabajará con el Gobierno haitiano para crear la infraestructura necesaria para tomar las muestras en orfanatos, campamentos y hospitales de Haití y enviarlas a España -adonde llegarán dentro de siete u ocho días-.

La embajadora de Haití en España cifró en 400.000 los niños en situación de desamparo en su país, "aparentemente huérfanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios