El menor proporcionó la navaja que se utilizó en el crimen de la 'botellona'

  • El adolescente intentó robar unas botellas al grupo de amigos de la víctima y, al no lograrlo, se marchó para entregar el arma a su amigo Óscar Riquelme, a quien se considera autor material del homicidio.

Comentarios 97

El menor de edad implicado en la muerte de Francisco José Guerrero proporcionó la navaja con la que se cometió el crimen, la noche del 25 de marzo en la fiesta de la primavera que se celebraba en el Charco de la Pava. Este menor entregó el arma blanca a un amigo y vecino suyo, Óscar Riquelme Rodríguez, de 32 años, quien presuntamente asestó una puñalada en el pecho a Francisco José Guerrero, de 23, que murió minutos después en la ambulancia del 061 que lo trasladaba al Hospital Virgen del Rocío.

Los dos detenidos son vecinos de la barriada conocida como La Esquina del Gato, en San Juan de Aznalfarache, y no conocían a la víctima, que residía en La Puebla de Cazalla. A ambos se les imputa en principio un delito de homicidio, al menor por proporcionar el arma homicida y al adulto como autor material del mismo. Los dos están desde el lunes privados de libertad, el primero en un centro de internamiento y el segundo en prisión.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche en el Charco de la Pava. Las primeras investigaciones apuntan a que el menor habría intentado robar algunas botellas al grupo de Francisco José Guerrero, que se encontraba con unos amigos de La Puebla de Cazalla. Al negarse éstos a entregarle las bebidas, el adolescente habría pinchado con la navaja una de las ruedas del coche de un primo de la víctima e intentado cortar también un cable que conectaba los altavoces de los dos coches del grupo de La Puebla. Luego se marchó y regresó acompañado de Óscar Riquelme, que presuntamente habría asestado la puñalada a Francisco José Guerrero sin que mediara siquiera una discusión.

Riquelme aseguró en su declaración ante la juez que él no había tenido nada que ver con el crimen y que incluso ayudó a los amigos de la víctima a introducirlo en el coche con el que lo sacaron del Charco de la Pava. Sin embargo, la Policía Nacional tenía identificados tanto a Riquelme como al menor de edad desde apenas unas horas después del crimen. Ambos han estado vigilados durante las dos semanas posteriores al crimen, periodo en el que la Policía ha estado recopilando todas las versiones de los testigos del suceso. La investigación dio sus frutos el pasado viernes 8 de abril, fecha en la que fueron detenidas estas dos personas.

Los agentes no han podido recuperar todavía el arma homicida pero sí hallaron en el vehículo de Óscar Riquelme una hoz, que fue requisada por la Policía.

El juzgado de Instrucción 1 de Sevilla, que coordina la investigación, celebró ayer una rueda de reconocimiento y a continuación tomó declaración a varios testigos de los hechos.

En la primera de estas pruebas, todos los testigos identificaron plenamente a Óscar Riquelme Rodríguez como una de las personas que estaba en el lugar de los hechos cuando se produjo la puñalada mortal. A estas declaraciones se le une la de otro testigo que ha asegurado a la Policía que lo vio empuñar el arma homicida. Durante la mañana de ayer, amigos y familiares de la víctima, así como otros jóvenes que no tenían relación con ella pero presenciaron los hechos, comparecieron ante la juez encargada del caso, Elvira Alberola, en una sesión que se prolongó durante varias horas y terminó sobre las cuatro y media de la tarde.

La Policía también ha estado investigando durante estas semanas las imágenes que algunos amigos de Óscar Riquelme colgaron en la red social Tuenti, algunas de las cuales fueron publicadas al día siguiente de la macrobotellona y en las que aparece el detenido divirtiéndose la tarde y la noche del crimen.

Gracias a esas fotos algunos testigos han podido identificar al sospechoso, tanto por su descripción física, la ropa que vestía aquel día y los tatuajes que tenía en una muñeca y en un hombro.

La juez decidió ayer levantar el secreto de sumario que pesaba sobre la causa desde el pasado 25 de marzo, lo que revela que ya se han practicado las diligencias más importantes de cara al esclarecimiento de los hechos y a la identificación del presunto autor, aunque Óscar Riquelme mantiene que él no fue el autor del crimen y aseguró que sólo intervino para ayudar a montar a la víctima en un coche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios