Déficit en la sanidad pública La difícil situación de los hospitales repercute en la atención a los pacientes

Los quirófanos se ajustan el cinturón

  • Los sindicatos denuncian la escasez de personal y el impago de las operaciones extraordinarias por parte del SAS · Médicos y enfermeros temen que el extremo control del gasto afecte a la inversión

Comentarios 1

Luis Montes de Oca, un ciudadano de San Fernando, se fue a casa con el pubis rapado después de esperar una noche entera para ser operado. José Luis García, de Jerez, tuvo que aguantar con la mandíbula rota desde primera hora de la mañana hasta las cinco de la tarde el traslado en ambulancia del hospital de Jerez a Cádiz. El ajuste económico llega a la sanidad y los órganos de dirección de los hospitales esperan los nuevos presupuestos, aunque saben que no habrá alegrías.

La Administración sanitaria recuerda que los hospitales tienen autonomía en la gestión y subrayan que sea cual sea el agujero en el que haya que fijar el cinturón "no afectará al servicio. Se cumplirán los objetivos del Plan de Mejora 2003-2008". En ese documento uno de los mandamientos básicos es "celeridad y eficacia en los procesos diagnósticos, quirúrgicos y de rehabilitación". Pero los médicos no lo tienen tan claro. El portavoz del Sindicato Médico del hospital gaditano de Puerta del Mar, Francisco Suardíaz, considera que los recortes serán "un desastre porque se trabaja ya a lo justo". Los demás sindicatos están de acuerdo.

A las denuncias sindicales por la no renovación de los contratos temporales en el SAS, los sanitarios alertan también de los impagos a los equipos quirúrgicos que realizan operaciones en horas extraordinarias para disminuir los tiempos de espera en patologías que, por su gravedad, conllevan un grave riesgo para el paciente. En Cádiz, los especialistas en cirugía cardiaca y anestesistas del Puerta del Mar recalcan que no cobran por estas intervenciones fuera del horario habitual desde el pasado febrero. Los responsables del hospital reconocen esta demora en los pagos, aunque mantienen que empezarán a abonarse en la próxima nómina.

El Sindicato Médico de Córdoba (Simec) denuncia también impagos las retribuciones de varias especialidades médicas por parte del Hospital Reina Sofía. Alertan, además, de una "considerable" demora quirúrgica como consecuencia de la falta actual de profesionales, sobre todo en servicios como Pediatría, Traumatología o Anestesia.

Los médicos recuerdan que "esto no es Lourdes. Aquí no se cura por imposición de manos. Existen unos protocolos, un sistema por el cual a una patología se le aplica un tratamiento. Otra cosa es que tengas medios para aplicarlo", explica un facultativo gaditano. El gasto farmacéutico, además, se controla al máximo y se limita al facultativo la expedición de recetas caras. Es lo que llaman la lista negra. No es que exista oficialmente, por supuesto, pero los médicos conocen la frontera a la hora de recetar. El SAS se ampara en que no se han comprobado los resultados de estos tratamientos, aunque éstos sí que se dan por buenos en otras comunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios