Los sindicatos piden "discreción" sobre el liderazgo en la fusión de Unicaja y Cajasol

  • Ávila minimiza la reflexión de Griñán de que "Unicaja es hoy más caja que Cajasol"

Comentarios 6

Con una petición de discreción a todas las partes implicadas en el proceso de fusión de Unicaja y Cajasol respondieron ayer CCOO y UGT a las declaraciones pronunciadas el pasado lunes por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en las que llegó a manifestar que "Unicaja es hoy más caja que Cajasol". Aunque sin mencionarlas expresamente, los dos sindicatos compartieron que todo proceso de este tipo debe realizarse desde "la discreción, el entendimiento y el consenso" y evitar que se convierta en un debate diario "que no es positivo".

Entre esas discusiones que no ayudan al proceso, CCOO remarcó los "debates localistas y corporativistas, sobre la capitalidad o sobre quién presida la posible futura entidad", que consideró que deben resolverse en el "ámbito privado".

El único matiz en el que UGT coincidió con las declaraciones de Griñán, fue al reconocer que "Cajasol es la que más debe tomar la iniciativa y empujar de este carro, al estar en una situación inferior".

Esta tesis fue compartida también por el consejero de Economía, Antonio Ávila, que quiso minimizar las palabras del presidente andaluz señalando que son una mera "descripción de la realidad", de ahí que no les concediera "mayor trascendencia ni mayor significado". Y partiendo de esta premisa, rechazó que se pudiera deducir que Málaga tendría ventaja respecto a Sevilla como futura sede de la entidad resultante de la fusión. "No se tiene que deducir nada más que lo que significa una respuesta a una pregunta", apuntó el titular de Economía, que insistió en que Griñán "dice lo que dice y que es una evidencia en cuanto a los ratios, que moderadamente hay una mayor dimensión en una caja que en otra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios