La mitad de los viajeros rurales gastan menos este año y un 30% de ellos recortan su estancia

  • El desembolso medio por fin de semana y turista se contrae un 5,1% y se sitúa en los 157,4 euros

La crisis está afectando al comportamiento del viajero rural, de forma que el 50% gasta menos o busca un alojamiento más económico y un 30% reduce su estancia. Estas cifras se dan a pesar de que el 55% de los turistas mantuvieron su frecuencia de escapadas y un 26% viajó incluso más que en años anteriores, según se desprende del estudio Radiografía del viajero rural 2009 que presentó ayer Toprural.

El informe analiza los hábitos nacionales, italianos y franceses, comparación en la que España se queda a medio camino. Los datos aseguran que el 63% de los viajeros españoles consultados admiten haber modificado sus hábitos por la crisis, en su mayoría (64%) por cuestiones económicas, por detrás de los italianos (73%) pero por delante de los franceses (57%).

El 40% de los viajeros españoles consultados admite haber reducido su estancia a menos días, un 36% ha elegido un alojamiento más económico y un 17% ha optado por un destino más cercano. No obstante, se viaja más de tres veces al año y crece la estancia media, que se sitúa en 4,2 días por viaje, frente a los tres días de 2008.

Según Toprural, los que más viajan son los franceses (6,2 días), seguidos de los italianos (4,3 días), que destacan por ser los que más gastan en un fin de semana (172,4 euros), frente a españoles (157,4 euros) y franceses (147,9 euros).

"Estos datos demuestran que el turismo rural resiste mejor la crisis que otras modalidades, aunque también se ve afectado", destacó el consejero delegado de Toprural, François Derbaix, quien indicó que los precios se están manteniendo, salvo "ofertas puntuales" que pasan por incluir más servicios en una misma tarifa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios