Mijas gana 16.000 años de antigüedad

Las catas arqueológicas en La Muralla confirman la existencia de un santuario fenicio

David Azuaga mijas | Actualizado 04.12.2013 - 01:00
Share
Las catas arqueológicas que se ejecutan en La Muralla de Mijas Pueblo desde el pasado verano no paran de dar sorpresas. La última ha sido el hallazgo de un buril en lámina de sílex -variedad de cuarzo- que sitúa el primer asentamiento humano en la localidad en el Paleolítico Superior, hace más de 20.000 años, muchos siglos antes de lo que hasta ahora se consideraba, la Edad del Bronce, es decir unos 4.000 años.

La pieza fue hallada en la tercera de las catas abiertas hasta ahora, junto con otros elementos que también podrían ser del referido periodo prehistórico, pero aún no datadas. Además, en la tercera cata hallaron evidencias de la existencia de un templo púnicofenicio, al encontrarse ofrendas con restos de animales y terracotas.

El buril es una herramienta utilizada por los habitantes prehistóricos para cortar pieles, carnes e incluso para hacer marcas y grabados en superficies duras, como cuernas o piedra. La arqueóloga directora de las prospecciones, Dolores Simón, señala que la herramienta encontrada es "una pieza diagnóstica" del periodo solutrense, es decir del Paleolítico Superior.

Hasta el inicio de las catas arqueológicas en La Muralla, las evidencias históricas sobre los primeros asentamientos humanos en Mijas Pueblo se situaban en el medievo. En la primera de las catas se hallaron elementos característicos de la edad del Bronce, como las piezas cerámicas y un hacha que se hallaron, lo que situó el primer asentamiento humano en Mijas Pueblo en hace unos 4.000 años.

Ahora, con el hallazgo del buril y de otras piezas aún por estudiar "hay evidencias de que el primer asentamiento tiene al menos 20.000 años", explicó el responsable técnico de la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Mijas, Juan José de la Rubia.

Igualmente, se han localizados unos Ojos de Astrarté, segundo exvoto que los arqueólogos hallan en La Muralla, lo que ratifica que en la zona existía un santuario púnico vinculado a cultos de carácter curativo hacia la divinidad "que lo ve todo", Astarté o Tánit. Si el primer exvoto encontrado en la primera cata era de bronce éste, al parecer, es de plata.

La importancia del hallazgo es que "en Mijas nunca se había investigado como ahora, y parecía que Mijas era una isla en la Costa del Sol donde no existió la prehistoria", señaló De la Rubia. De hecho, las catas en La Muralla son las primeras que se realizan con rigor científico en Mijas Pueblo. En un principio estaba prevista la realización de diez catas de dos por diez metros cada una, si bien al llegar a la tercera y encontrar el equipo de arqueólogos evidencias de tan remoto pasado, se decidió solicitar permiso a la Junta de Andalucía para su ampliación en una superficie de 60 metros cuadrados.

Ahora, los técnicos participantes en la prospección procederán a la cubrición temporal de las catas para su reanudación en los primeros compases de 2014. "Hemos consignado en el proyecto de presupuesto para 2014 nuevas partidas para proseguir con las investigaciones y las catas", puesto que "nuestro objetivo es estudiar a fondo la historia y la prehistoria de Mijas y exhibir en un museo todos los hallazgos", explicó la concejala de Patrimonio Histórico, Carmen Márquez, quien proclamó que "nunca antes se habían realizado este tipo de investigaciones en Mijas".
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
PUBLICIDAD