En los próximos meses

Empleo entregará más de mil nuevos certificados de profesionalidad a trabajadores sin titulación

  • Los beneficiarios pueden demostrar oficialmente su experiencia profesional y los conocimientos que han adquirido al margen de las enseñanzas oficiales.

El consejero de Empleo, Manuel Recio, presidió en Huelva la entrega de los primeros cien certificados de profesionalidad que se han concedido en la provincia, y que permitirán a los trabajadores beneficiados acreditar oficialmente su experiencia laboral y su formación en cursos para desempleados pese a carecer de titulación, de cara a conseguir mejorar su curriculum en la búsqueda de empleo.

En un acto al que asistido el centenar de beneficiarios del certificado, el titular de la Consejería de Empleo ha asegurado que en los próximos meses van a entregarse en toda Andalucía más de un millar de certificados de profesionalidad, y que esta acreditación supone una mejora sustancial de las condiciones de empleabilidad de estos trabajadores, ya que por primera vez pueden demostrar oficialmente su experiencia profesional y los conocimientos que han adquirido al margen de las enseñanzas oficiales.

Manuel Recio ha añadido que el desarrollo de los certificados de profesionalidad y las acreditaciones están en los objetivos del II Plan de Formación Profesional de Andalucía, aprobado recientemente por el Consejo  de Gobierno, y que este reconocimiento oficial puede motivar a muchos trabajadores a completar sus estudios, ya que en muchos casos son convalidables por módulos de Formación Profesional reglada.

También ha destacado el consejero que estos certificados de profesionalidad tienen una enorme importancia en sectores como la dependencia, ya que la atención sociosanitaria suele prestarse por familiares o por personas que han realizado cursos de Formación Profesional para el Empleo, y gracias a esta medida contarán con documentación oficial que acredite su experiencia.

Los certificados de profesionalidad permiten acreditar con carácter oficial las competencias profesionales que tiene un trabajador para poder desarrollar una profesión concreta. En los cien certificados entregados, se han acreditado hasta nueve especialidades profesionales distintas, entre las que se encuentran auxiliar de ayuda a domicilio; atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales o en el domicilio; formador ocupacional; soldador alicatador; montaje y mantenimiento de instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas, trabajador forestal o servicio de restaurante.

El certificado de profesionalidad puede obtenerse a través de un curso de Formación Profesional para el Empleo que tenga reconocidos sus módulos formativos; a través de Escuelas Taller o participando en un proceso de acreditación de competencias profesionales.

Andalucía Acredita

Precisamente en estos meses está desarrollando la Consejería de Empleo el programa Acredita, que tiene como objetivo acreditar profesionalmente a 12.000 trabajadores que carecen de titulación. El proceso de acreditación empezó el pasado mes de diciembre con la selección de los evaluadores y asesores que certificarán si el trabajador puede adquirir la acreditación. Una vez seleccionados están afrontando un proceso formativo y hasta abril evaluarán a los trabajadores que han solicitado disponer de la acreditación entre las 37.000 solicitudes presentadas.

En concreto, las 12.000 plazas ofertadas se reparten entre las cualificaciones profesionales de educación infantil (2.400 plazas); atención sociosanitaria a personas en el domicilio (4.900); atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales (3.000); transporte sanitario (1.000) y atención sanitaria a múltiples víctimas y catátrofes (700).

Una vez superado este proceso, la Administración competente expedirá una acreditación oficial de cada una de las unidades de competencia en las que se haya demostrado la competencia profesional.  En concreto, el procedimiento consta de tres fases: una primera de asesoramiento en la que un equipo de asesores atenderán individualmente a los candidatos a la acreditación para recoger la documentación que evidencie su experiencia profesional. Una vez finalizada esta fase, el asesor elaborará un informe que trasladará al candidato y a las comisiones de evaluación.

La segunda fase consiste en la evaluación de la experiencia profesional mediante entrevistas, pruebas, simulaciones o cualquier otra actividad que determine la comisión de evaluación. Por último, la tercera fase es la de acreditación y registro de la competencia profesional, que es el proceso administrativo que formaliza oficialmente el reconocimiento de las competencias profesionales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios