La economía sumergida saca a flote a muchos gaditanos

  • El profesor e inspector de Hacienda Luis Do Campo imparte un seminario en Empresariales sobre esta actividad, que calcula que en Cádiz estaría en un 28%

Comentarios 12

España es el segundo país de la Unión Europea, después de Grecia, con mayor economía sumergida. En Andalucía, esta actividad que no consta en los registros estadísticos o fiscales se sitúa en un 24,9%, "cuatro puntos por encima de la media nacional". Estos datos los aportó ayer el economista Luis Do Campo, profesor de la Universidad de Cádiz e inspector de Hacienda, en un seminario que impartió en la Facultad de Económicas y Empresariales bajo el título Economía sumergida derivada del fraude fiscal en España: posibles soluciones.

Luis Do Campo señaló que de Cádiz no hay datos sobre economía sumergida, pero se cree que estaría en un 28%, convirtiéndose en una de las ciudades de España donde más se produce esta actividad.

La charla fue presentada por Manuel Pérez Fabra, funcionario de la UCA y candidato de UPD a la alcaldía, quien afirmó que si los 15.000 parados que hay en Cádiz estuvieran realmente sin ninguna dedicación, habría grandes manifestaciones por las calles. Esto no se produce gracias a la economía sumergida, algo "a lo que debemos buscar soluciones".

El conferenciante abordó las dos vertientes de la economía sumergida: el fraude fiscal y el laboral. También habló de desempleo juvenil y los emprendedores.

Entre las causas de la economía sumergida, apuntó la fuerte presión fiscal, la no declaración de ingresos e impagos de impuestos por parte de trabajadores con rentas bajas y sin contratos, la regulación desbordante y excesiva, y la falta de ética de algunos ciudadanos.

Todo esto provoca un PIB infravalorado ante la imposibilidad de recoger un conjunto de actividades y afecta negativamente a las finanzas públicas, entre otras muchas cosas. Do Campo indicó que si el Estado contase con el dinero que deja de ingresar por actividades no declaradas "no sería necesario congelar los sueldos ni las pensiones".

También afirmó que hay colectivos, como las empresas y profesionales liberales, que se sabe que son defraudadores habituales de Hacienda, pero con la legislación actual es prácticamente imposible controlarlos. Entre las medidas que propuso para paliar este problema se encuentran incrementar la plantilla de funcionarios dedicados a la comprobación de los tributos y modificar la actual organización y distribución del trabajo de estos funcionarios.

Respecto al desempleo juvenil, afirmó que se había disparado en los últimos años debido a la crisis, y que en España se sitúa en un 40%, la mayor tasa de la UE y el triple de la media mundial. Do Campo propuso algunas reformas "de sentido común", como modificar los contratos de formación en el marco laboral y unificar el resto, y fomentar la flexibilidad en contratación y movilidad geográfica. También, reformar el actual régimen de fiscalización e intervención de las ayudas y subvenciones realizadas con dinero público, dotándolas de mayor agilidad y transparencia, potenciando las funciones interventoras de los organismos competentes. Asimismo, planteó reformas. Entre ellas, unificar los viveros de empresas en un solo ente, los centros e instituciones llamados de emprendedores, la ventanilla única empresarial y las distintas bases de datos donde puedan consultarse todo tipo de subvenciones y ayudas públicas para crear empresas y contratación laboral así como de los requisitos y fines de las ayudas.

Luis Do Campo participa en la candidatura de UPD a las elecciones municipales y señaló que algunas de sus propuestas se correspondían con las del partido, pero otras no.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios