Martín-Domínguez no seguirá al frente del Sevilla Festival de Cine

  • Tras el final de su contrato en diciembre, el director anuncia que dimite en 'Variety'.

Comentarios 17

El director artístico del Sevilla Festival de Cine Europeo, Javier Martín-Domínguez, no continuará al frente del certamen. La falta de sintonía entre el responsable de la cita cinematográfica en los últimos cuatro años y el nuevo equipo de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, con la delegada María del Mar Sánchez Estrella a la cabeza, ha quedado de manifiesto una vez más. El contrato de Martín-Domínguez expiró en diciembre y "a día de hoy no se le había renovado", según informaron ayer a este medio fuentes municipales, que indicaron también que están "a la espera de que entregue la memoria de [la última edición del] festival". Por su parte, el ex corresponsal de TVE sostiene que abandona su cargo. Así lo cuenta a la revista Variety, que publica una noticia acerca de su dimisión bajo el título "Martín Domínguez quits at Seville". En ella, el hasta ahora director del SEFF asegura que no está "interesado en continuar dirigiendo un evento de bajo perfil". Cabe señalar que Variety siempre había valorado positivamente la gestión del especialista cinematográfico en Sevilla. En la noticia, aparecida en su edición on-line, la publicación afirma que el periodista "había convertido la cita en un valioso centro de la industria europea".

Una despedida que no coge por sorpresa dados los desencuentros que se produjeron en la última edición del festival. El escaso entendimiento entre el nuevo Consistorio y el responsable del certamen ya se hizo evidente tras la controvertida gala de inauguración, cuando problemas técnicos obligaron a cancelar la proyección de la película que abría la cita, Los muertos no se tocan, nene. Entonces, fuentes municipales informaron de la intención de prescindir de Martín-Domínguez; sin embargo, al día siguiente de esta polémica, la delegada de Cultura atribuyó esta información a "la confusión del momento".

Semanas después de la celebración del certamen, Sánchez Estrella anunció a la prensa su propósito de mantener anualmente el festival "por darse a conocer en el mismo las candidaturas a los premios del cine europeo", aunque puntualizó su deseo de que fuese, a partir de la edición de 2012, "más abierto a la ciudadanía y menos orientado al cine minoritario y de autor". Una afirmación que abundaba en las diferencias entre ambos.

Como otras citas locales, y como la mayoría de festivales nacionales, el SEFF también ha sufrido recortes. En 2011, la partida descendió en torno a un 40% respecto al año anterior y contó con unos 1.100.000 euros de presupuesto. Para este año está previsto reducir un 30% la inversión y buscar el respaldo del patrocinio privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios