La reforma funcionarial da al CSI-F el triunfo en las elecciones de la Junta

  • Se reafirma como primera fuerza en la Administración onubense, duplicando el apoyo recibido en 2007 · Safja logra 7 representantes y Ustea mantiene cuatro · UGT arranca sólo dos; CCOO se queda sin ninguno

Comentarios 11

La reforma del sector público emprendida por la Junta de Andalucía y el rechazo frontal mostrado ante ella por el sindicato CSI-F le dio ayer una contundente victoria en las elecciones sindicales celebradas ayer en la Administración autonómica en Huelva. De forma inversa, UGT y, sobre todo, CCOO, sufrieron un duro varapalo.

En total, 1.632 trabajadores de las delegaciones y los centros periféricos estaban llamados a las urnas, de los que 1.166 ejercieron su derecho al voto, lo que representa un 71,4%. CSI-F se alzó como vencedor de forma abrumadora: un total de 10 delegados (de los 23 a elegir) y 505 votos (un 44,3%). Se convirtió así en la fuerza sindical más votada, duplicando el apoyo recibido hace cuatro años.

CSI-F no sólo revalidó su posición como primera fuerza en la Administración autonómica en Huelva, sino que amplió su presencia con una mayoría tanto en número de votos como en representantes.

La segunda fuerza más votada fue el Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta de Andalucía (Safja), que consiguió siete delegados gracias a los 351 sufragios obtenidos (el 30,8% de votos), sumando cuatro nuevos representantes con respecto a la cita electoral de 2007. El tercer sindicato con más representación fue Ustea, que mantiene los mismo delegados que en los anteriores comicios, cuatro en total, y cuya candidatura fue seleccionada por 174 votantes (15,2% del electorado).

Los sindicatos de clase -defensores de la reordenación del sector público- recibieron el castigo electoral de los trabajadores: CCOO se queda sin delegados y UGT arrancó sólo 2 gracias al respaldo de 88 votos (7,7%).

El responsable del sector de la Junta de Andalucía de CSI-F, Antonio Tur, manifestó su "agradecimiento por el apoyo recibido" y subrayó que "después de un año de manifestaciones contra la reordenación del sector público se ha demostrado que los trabajadores no estábamos equivocados, ya que los votos recibidos demuestran que la mayoría está en contra de la transformación de la Administración en agencias instrumentales".

Las futuras líneas de trabajo, según CSI-F se centrarán en la recuperación de las retribuciones anteriores a 2010, el inicio de las negociaciones de la Ley de Función Pública, un nuevo acuerdo de condiciones de trabajo de los funcionarios, el fomento de la promoción interna, la reactivación de las ofertas de empleo y la profesionalización de la Administración mediante acceso por concurso hasta los puestos de Director General, entre otras medidas. En esta nueva etapa, CSI-F dará continuidad a las reivindicaciones contra la Ley de reordenación del sector, para lo que está previsto una manifestación el próximo jueves .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios