Muere E. L. Doctorow, gran cronista de los Estados Unidos del siglo XX

  • El escritor, entre cuyas obras figuran 'Ragtime' y 'El cerebro de Andrew', fallece a los 84 años.

E. L. Doctorow, autor de novelas populares basadas en la historia de Estados Unidos como Ragtime, Billy Bathgate o El libro de Daniel, ha muerto a los 84 años, según informó su editorial, Random House. La portavoz del grupo editorial no dio más detalles, pero el diario TheNew York Times, citando al hijo del escritor, Richard, informó de que Doctorow murió en Nueva York el pasado martes por complicaciones relacionadas con el cáncer de pulmón que sufría desde hace años.

"Fue uno de los más grandes novelistas de la historia de Estados Unidos. Sus libros me enseñaron mucho, y lo extrañaremos", dijo ayer el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su perfil de Twitter. "A través de libros de gran belleza, y de personajes que nunca olvidaré, nos mostró grandes defectos de los Estados Unidos y su asombrosa promesa y la nuestra", señaló por su parte Kate Medina, editora de Doctorow en Random House, antes de añadir: "Era una persona muy divertida, incluso cuando intentaba llevar a todos los demás a los altos estándares que se marcó para sí mismo. Estar a su lado era estar al lado de uno de los mejores y leer sus obras era descubrir, una y otra vez, el placer de leer a un maestro".

Edgar Lawrence Doctorow nació en Nueva York en 1931 y su primer nombre es un homenaje al gran escritor estadounidense Edgar Allan Poe. Durante su larga carrera, durante la cual publicó una veintena de obras, fue galardonado con el Premio Nacional del Libro, el Premio Nacional del Círculo de Críticos Literarios y el Faulkner, entre otros reconocimientos y honores. En 1990 fue finalista del Premio Pulitzer por Billy Bathgate, una novela ambientada en la Nueva York de 1930, golpeada por los efectos devastadores de la Gran Depresión y del crimen organizado campando a sus anchas. En ese contexto, el escritor cuenta la vida del citado Billy Bathgate, un muchacho que sobrevive en el duro barrio del Bronx y que de la noche a la mañana se convertirá en algo parecido a la mascota de uno de los gangsters más poderosos del momento.

Ese planteamiento, el de introducir figuras de ficción en contextos históricos y perfectamente documentados, caracterizó a Doctorow, que exploró de este modo todos los conflictos humanos que por su intimidad quedaban fuera del radar de la Historia oficial pero no de la literatura. En esta misma línea, Ragtime, otro de sus títulos más celebrados, muestra cómo durante los años previos a la Primera Guerra Mundial se gestaron algunos de los movimientos que marcarían los grandes cambios sociales del siglo XX. Las relaciones que los miembros de una misma familia mantienen con personajes históricos, como la anarquista Emma Goldman, el financiero J. P. Morgan, Emiliano Zapata, Sigmund Freud o Henry Ford, permiten a Doctorow trazar la crónica de un periodo crucial.

Otra de sus obras relevantes es Homer y Langley, la historia -real- de los hermanos Collyer, que conmocionó a los ciudadanos de la Nueva York de finales de los años 40, cuando esta pareja fue encontrada sepultada bajo toneladas de basura en su mansión de la Quinta Avenida. Su último libro publicado, de 2014, fue El cerebro de Andrew, que embarca al lector en un viaje extremo a lo más profundo de la mente de un hombre que es su peor enemigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios