El Akasvayu desgasta al Real Madrid

  • Los blancos logran un engañoso margen de 13 puntos en los dos últimos minutos

Comentarios 0

Argumentan en el Real Madrid, seguramente con razón, que uno de los motivos por los que se le resiste el triunfo en la Copa del Rey desde hace tres lustros es que, servidumbres televisivas por sus altas audiencias, siempre juega el último partido cronológicamente hablando de los cuartos de final, el más atractivo para el operador televisivo. El desgaste se acumula y falta frescura en la final. Ha perdido varias el equipo blanco en este periodo de tiempo.

No es el mejor camino hacia el título acumular partidos como el de ayer, en el que el vigente campeón de la ACB sufrió muchísimo hasta que faltaban dos minutos. Un buen Akasvayu durante 38 minutos se hundió al final (73-60). El marcador llama un tanto al engaño. Fue liderando el encuentro el equipo gerundense, cuyo otrora pujante mecenas parece que no durará más allá del final de la campaña, en el último cuarto. Pero emergió Tunceri, con un triple asesino al que se sumó la labor de secante de la araña Charles Smith (siete recuperaciones, además de 13 puntos) y otro más de Bullock (20 puntos, máximo anotador) para firmar un 8-0 de parcial que propició una ruptura ya irrecuperable para los chicos del mediano de los Gasol. Sobre él gravita todo el juego de su equipo. A veces en demasía. Perdió algunas bolas emboscado en las ayudas constantes de los pequeños rivales. Se echó al equipo a sus espaldas y anotó un tercio (19 de 60) de los puntos, pero no fue bastante, aunque la dignidad estuvo por encima. No tiene compañeros de alto nivel.

Plaza intentó guarecer a sus hombres interiores. Falta Papadopoulos e Iturbe aún no se ha integrado. Así que el peso recae sobre el tridente Felipe-Hervelle-Sekulic más las ayudas de Mumbrú. Le dio la titularidad al joven Aguilar. Pero su equipo se acabó desgastando. Quizá demasiado. Llega la Penya.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios