El Almería, siempre al final

  • Negredo y Chico igualan con sus goles en los minutos 87 y 91

El Almería logró un empate agónico ante el Getafe, que desperdició un 2-0, se dejó empatar en el descuento cuando ya saboreaba su primera victoria en casa y revivió el espíritu del Bayern de Múnich, que hace menos de un año completó una gesta similar.

Todo acompañaba para disfrutar de un buen partido. Los dos equipos, teóricos amantes del buen fútbol; el tiempo, perfecto; las gradas, más llenas de lo habitual en el Coliseum Alfonso Pérez. Sin embargo, ambos contendientes ofrecieron un encuentro mediocre, sobre todo la primera parte, aburrida hasta morir.

En la reanudación, el Getafe cambió su actitud y salió a por los tres puntos. Los madrileños adelantaron sus líneas, comenzaron a mover la pelota con más rapidez, de lado a lado, y pronto llegaron las ocasiones.

Al final, fue Uche quien obtuvo una merecida recompensa. El nigeriano aprovechó un gran pase de Manu del Moral para marcar el primero del Getafe. Se había abierto la veda. El Almería estaba vendido y Javier Casquero anotó el segundo. El centrocampista, en una de sus llegadas desde atrás, se metió hasta la cocina y se guisó otro sus golazos.

Cuando el partido parecía finiquitado apareció Negredo para poner algo de picante al duelo. Su gol, a tres minutos del final, trajo los fantasmas del Bayern de Múnich. Fue Chico quien hizo de Luca Toni ya en el descuento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios