Arranque en la conflictiva Ucrania

  • El Bayern inicia el asalto en Lviv contra el Shakhtar

Con una visita a la convulsionada Ucrania, el Bayern Múnich iniciará hoy en casa del Shakhtar Donetsk su camino en la fase decisiva de la Liga de Campeones, una competición en la que aspira a llegar hasta lo más alto.

Tras un inicio de año con dudas, lesionados y tropiezos inesperados, el equipo de Josep Guardiola llega a los octavos de la Champions con la máquina engrasada luego de la paliza por 8-0 que le propinó al Hamburgo el sábado en la Bundesliga

Sin embargo, el campeón del fútbol alemán y último semifinalista europeo advierte que no se puede esperar hoy en Lviv una nueva goleada. "Será un partido completamente diferente", señaló Robert Lewandowski.

"Estamos entre los 16 finalistas de Europa, eso ya dice bastante", coincidió Arjen Robben, la pieza tal vez más desequilibrante en el conjunto de Guardiola. "Ellos son muy peligrosos en el contraataque", añadió el holandés en referencia al Shakhtar, un equipo que cuenta con 13 brasileños en su plantilla gracias a las inversiones de su multimillonario dueño, el ucraniano Rinat Ajmetov.

El más "peligroso" de los brasileños es sin duda Luiz Adriano, máximo goleador del torneo con nueve tantos en la fase de grupos, pero Guardiola cree que habrá que cuidarse de todo el equipo. "Ellos juegan desde hace años con la misma idea, con una extraordinaria defensa y grandes jugadores ofensivos brasileños", opinó el español, que como entrenador del Barcelona se enfrentó en cinco ocasiones al equipo más poderoso de Ucrania.

Tras recuperar a varios jugadores en las últimas semanas, Guardiola podrá contar con la mayor parte de su plantilla a disposición. Ribery, Badstuber y Rafinha ya están a las órdenes del técnico, al igual que Xabi Alonso, quien fue baja a último momento ante el Hamburgo por un problema muscular. Alonso ya formó parte ayer del último entrenamiento que el Bayern hizo en Múnich y podría disputar su partido número 100 en la Liga de Campeones.

El conjunto ucraniano, mientras, llegará al encuentro algo falto de competición, debido a que la liga local se reanudará a final de mes. "Por supuesto que el Bayern es el favorito, pero en el fútbol todo es posible", consideró el entrenador Mircea Lucescu.

Más allá de lo deportivo, el Bayern afronta el encuentro con las sensaciones "extrañas" de jugar en un país en conflicto bélico. Los combates en Donetsk, ciudad del Shakhtar, han hecho que el partido se dispute en Lviv, unos mil kilómetros al oeste, en una zona en la que se garantiza la seguridad.

"Es una sensación muy extraña", admitió Thomas Müller a la revista Kicker. "Uno sabe que está teniendo lugar esa guerra terrible, pero no se da cuenta del todo, porque no conoce una situación tan grave". Las mismas sensaciones dominan al resto del plantel. "Uno no va ahí y desconecta de todo", explicó Robben. "Es algo que tendremos en la cabeza. Somos futbolistas, pero por encima de todo seres humanos", añadió.

Guardiola se mostró también "preocupado en primer lugar por la situación de la gente", mientras que el jefe de la junta directiva del club, Karl-Heinz Rummenigge, señaló que mantener el partido en Ucrania "es una decisión de la UEFA que hay que cumplir".

Debido a la situación, el Bayern limitó lo más posible su viaje a Ucrania y regresará a Múnich inmediatamente en un chárter.

En el otro partido de la jornada de hoy, el PSG recibirá en París al Chelsea (20:45) en un choque cargado de tensión pero por diferente motivo. Ambos equipos tienen cuentas pendientes del anterior curso, aunque los ingleses llegan como claros favoritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios