Liga de campeones

El Barça, a encarrilar su pase en Kazán con la duda de Messi

  • Guardiola asegura que el argentino "tiene opciones de jugar" ante el Rubin, aunque aclara que la última palabra la tendrán los médicos.

El Barcelona intentará encarrilar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones con su visita de mañana al Rubin Kazán ruso, una cita para la cual mantiene la duda deLionel Messi.

El técnico del Barcelona, Pep Guardiola, aseguró este martes que el argentino podría ser de la partida. "Leo tiene opciones de jugar. La decisión recae exclusivamente en manos de los médicos", señaló en rueda de prensa.

Guardiola añadió en que le preguntó el lunes al argentino "cómo se sentía de bien, teniendo en cuenta que el partido es muy importante" para el equipo español.

No obstante, diferentes voces aconsejan al entrenador que reserve al argentino para que éste se recupere plenamente de su dolencia, aunque no es fácil dejar en el banquillo a un astro como Messi.

El equipo azulgrana dio todo un golpe de autoridad en el comienzo de la fase de grupos al vencer por5-1 al Panathinaikos griego después de una gran exhibición.

Aquel duelo tuvo a Messi como indiscutible estrella al marcar dos goles, participar en otros dos y errar un penal. Ahora, el argentino tiene la opción de regresar a los campos tras algo más de una semana apartado por una lesión de tobillo.

Por lo demás, el Barcelona aterrizó en Rusia con todos sus jugadores importantes salvo el lateral brasileño Adriano, con molestias musculares.

Guardiola tiene mucho para elegir y por eso quizá apueste por introducir alguna novedad para dar descanso a futbolistas con carga de esfuerzo. Quizá el argentino Javier Mascherano tenga la oportunidad de acumular minutos en su propósito de adaptarse cuanto antes a su nuevo equipo.

Se da por segura la inclusión de la pareja atacante formada por David Villa y Pedro. La duda es saber si Andrés Iniesta se incorporará a la línea ofensiva en sustitución de Messi o si actuará en la medular si el argentino juega finalmente.

El Barcelona tiene a la estadística como aliada, pues nunca perdió en sus visitas a Rusia. Aunque, por otra parte, siempre sufrió, según refleja su única victoria y cuatro empates durante sus visitas al país.

El equipo de Guardiola ya conoce el carácter imprevisible del Rubin Kazán, un equipo que dio una enorme sorpresa la pasada temporada al vencer por 2-1 en el Camp Nouy empatar sin goles como local.

El técnico azulgrana mantiene sobre su rival que es un "magnífico equipo que se defiende muy bien", por lo que el Barcelona "tendrá que aprovechar cada oportunidad, cada ocasión de gol" de las que disponga. "De lo contrario, no ganaremos. Sí, en relación al año pasado no juegan Semak, Bujárov y Domínguez, pero eso no ha influido en la calidad de su juego. El Rubín es el campeón ruso y tiene otros buenos jugadores en la plantilla", dijo.

Al igual que en 2009, el conjunto ruso comenzó su camino en la Liga de Campeones con derrota al caer en Copenhague por 1-0, por lo que necesita empezar a sumar puntos para defender sus opciones de estar en las eliminatorias.

Sin embargo, no lo tendrá fácil porque le faltan tres de los pilares en los que se asentó su éxito ante el Barcelona la pasada temporada. Así, ya no cuenta con el argentino Alejandro Chori Domínguez, ahora en el Valencia, más el capitán Serguéi Semak y el joven delantero Bujárov, ambos traspasados al Zenit San Petersburgo.

Además, cuenta con la ausencia por lesión del veterano Sharónov, aunque Kurbán Berdíev, su técnico, ya demostró que sabe improvisar. Su nueva estrella es el brasileño Carlos Eduardo, procedente del Hoffenheim alemán, un futbolista llamado a hacer olvidar a Domínguez.

El otro refuerzo estrella es el nigeriano Obafemi Martins, un veterano delantero que jugó en el Inter de Milán, el Newcastle y el Wolfsburgo, entre otros equipos. Es una bala, aunque no brilla por su técnica.

Guardiola pronosticó que el equipo entrenado por Kurbán Berdíev "jugará a la defensiva", pese a que necesita sumar puntos tras perder en la primera jornada de la Liga de Campeones en el feudo del Copenhague (1-0). "Al Rubín lo respetábamos antes de venir por primera vez, ya que es el campeón de liga. Y después de perder en casa ante ellos empezamos a respetarlo aún más", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios