El 'Beckham turco' se viste de azulgrana

  • Arda Turan se presenta ante unos 6.000 aficionados en el Camp Nou "Desde niño quise jugar aquí", dijo

Turan se presentó ayer como futbolista del Barça ante 6.000 aficionados y nunca se sabrá si lanzó su bota intencionadamente al linier, en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey que enfrentaba a su antiguo equipo y al Barcelona. Todo quedó en una anécdota, pero dejó claro el carácter del jugador que el Barça acaba de fichar por 34 millones de euros -más siete en variables- y que no podrá competir hasta enero de 2016.

Un resumen perfecto de la personalidad singular de este turco de 28 años que a base de lucha, sacrificio y confianza en sí mismo ha logrado cumplir uno de los mayores sueños de su vida. "Quien me conoce sabe las ganas que tenía de formar parte de este equipo. Desde que era niño he querido jugar aquí", apuntó Turan durante su presentación.

Futbolista venido de menos a más, a mucho más, ya dejó muestras de su carácter cuando inició su carrera en 2004 en el Galatasaray. Una Liga, una Copa y una Supercopa en cinco temporadas con el equipo turco (2006-11), pese a las constantes lesiones, le valieron para que el Atlético se interesara por sus servicios y así fue como el Beckham turco pasó a ser el Leónidas del Manzanares.

Sus notables actuaciones en Madrid ayudaron a forjar la época más dorada del equipo de la capital con cinco títulos en cuatro temporadas: UEFA Europa League, Supercopa de Europa, Copa del Rey, Liga y Supercopa de España. Sin olvidar la final de la Liga de Campeones que los colchoneros tuvieron ganada ante el Real Madrid hasta el minuto 93. Actuaciones que además le ha servido para convertirse en capitán de la selección de Turquía.

Turan es el último azulgrana en llegar y lo ha hecho de un modo particular, siendo fichado por una comisión gestora. Hasta en eso, Arda es un tipo lejos de los clichés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios