Belmonte descarta su presencia

  • La nadadora catalana anuncia que no acudirá finalmente a Rusia al no estar totalmente recuperada de su lesión en los hombros "Lo intenté hasta el último momento", asegura

Mireia Belmonte anunció que no participarán en los mundiales de natación que se disputa estos días en Kazán (Rusia), debido a una lesión en los dos hombros. "Finalmente no acudiré al mundial de Kazán. Lo he intentado hasta el último momento, pero mi lesión no me deja estar al 100%", escribió en un tuit.

La nadadora española sufre desde hace semanas una bursitis en el hombro izquierdo y una inflamación en el derecho, pero, pese a las recomendaciones de los médicos y de su entrenador, Fred Vergnoux, quiso esperar a ver si era capaz de poder participar en alguna prueba.

Belmonte declaró el pasado viernes que tiene la suerte de estar rodeada de un "entorno fantástico" que la apoya en todas las decisiones que toma, aunque ahora vaya un poco en contra de todos. "Todavía hay dolor, pero ha disminuido. Es el indicativo más fiable", añadió.

De este modo, la catalana decidió no desplazarse hasta Rusia tras realizar ayer mismo un último entrenamiento de competición. Mireia Belmonte había obtenido la mínima para participar en los 200 mariposa, los 200 y 400 estilos y los 400, 800 y 1.500 libre. Además, había descartado de antemano la larga distania y los 800 y 1.500 libre.

La nadadora empezó a sentir molestias en el pasado mes de marzo. Fue durante los Campeonatos de España que se disputaron en Málaga, en los que consiguió seis marcas mínimas mundialistas. Tras aquella cita, y a la vuelta de los entrenamientos, persistieron las molestias y por ese motivo Fred Vergnoux decidió reducir el volumen de las sesiones durante cinco semanas, esperando una evolución. Entonces tuvo que renunciar a la prueba barcelonesa del circuito Mare Nostrum, que inicialmente había incluido en su preparación mundialista.

La siguiente cita, en la que sí participó, fue en el Campeonato de España de Aguas Abiertas que se nadó en Bañolas (Girona) a mediados de junio. Allí compitió y finalizó sexta en la prueba de diez kilómetros y segunda en la de cinco. Regresó para continuar con su preparación en Sierra Nevada a principios de julio y se inscribió en los nacionales de verano, aunque no asistió.

A partir de entonces empieza una carrera contrarreloj. Se instaló en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés a la espera de que mejorara la dolencia en sus hombros, pero en todo momento se mantenía el hermetismo al respecto. Por un lado estaba su opinión y la de su técnico; por otro, la de los médicos, que recomendaban que no participara en el Mundial para no comprometer su estado físico. Y es que, según los parámetros de su preparación, tiene que llegar totalmente recuperada a finales de agosto para poder completar el plan previsto para participar en los Juegos de Río de Janeiro del próximo verano, su gran reto.

Belmonte agradeció en Twitter "el apoyo de la gente" que ha estado en los momentos difíciles y los que han colaborado en su recuperación. También deseó suerte al equipo que se desplaza a Kazán para competir a partir del 2 de agosto en las pruebas en línea. "Con el trabajo que han hecho seguro que conseguirán grandes resultados", dijo.

"Mi objetivo hasta que empiece la nueva temporada será recuperar los hombros completamente y empezar a trabajar de cara a los Juegos de Río", insistió la nadadora badalonesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios