Canastas disfrazadas

  • La Copa coincide con los días grandes del Carnaval en Las Palmas Patricia Henríquez, grancanaria y novia de Carlos Suárez, recomienda qué hacer, visitar y comer aparte del básket

Las Palmas es un destino de por sí idílico para la Copa del Rey. Desde los años 80 no acogían las islas una fase final. Mientras el frío y la nieve azotan la Península, las previsiones de esta semana no bajan de 13º en la isla. Aunque, eso sí, anuncian lluvias dispersas. El buen clima está condimentado con días grandes en la capital grancanaria. Los días grandes del Carnaval. Las estampas de las reinas de este año con sus pomposos y pesados trajes ya circulan desde el pasado fin de semana, pero estos son los días puros de fiesta.

236 aficionados del Unicaja tiene controlado el club que se desplazan. La isla ofrece una gran variedad de ofertas, más allá de tumbarse en la playa, algo muy agradecido a estas alturas del año para los visitantes. Pero mejor preguntar a alguien que conoce el terreno. Patricia Henríquez, novia de Carlos Suárez, es grancanaria y hace de improvisada guía turística a petición de MálagaHoy.

Patricia vive el baloncesto desde pequeña. Su padre, Juan Antonio, fue jugador en la precursora de la ACB, la Primera Nacional. Compartió cancha en el Náutico de Tenerife con el mítico Carmelo Cabrera y ahora es comentarista de los partidos del Granca en Canarias Ahora, antes en Antena 3. Su madre, Mariló, también fue baloncestista. Y su hermana Thais es medallista olímpica con la selección de natación sincronizada. En pareja con Carlos Suárez desde hace años, conoce bien de primera mano lo que es el deporte profesional.

Estudiante de Periodismo a través de la Universidad a Distancia, Patricia está ya en Las Palmas para vivir esta semana. Le tocará hacer de cicerone a la familia política. "Esta es una de las semanas más importantes del año en la ciudad. El fin de semana de la Copa será grande. El centro de la fiesta es el Parque de Santa Catalina, donde hay un escenario espectacular, diferente cada año, y hay actuaciones todo el día, las murgas no descansan. También se alterna con los clubes privados, se parece mucho al fin de año. Hay gente por la calle disfrazada todo el día y en el Pabellón también las habrá. Por la noche, la movida se traslada al barrio de Vegueta, al casco antiguo de la ciudad", explica la grancanaria, que recuerda que el viernes es la gala de las Drag Queen.

Las canastas se disfrazarán, pero hay que alimentarse. "Lo tradicional son las papas arrugás con mojo, el gofio escaldado, todo tipo de pescadito... En los chiringuitos de las playas, en cualquier sitio, siempre hay buena comida canaria. Hay una maravillosa gastronomía, la echo de menos en la Península, sobre todo las papas arrugás [risas]. En serio, es muy rica. No sé hasta qué punto estará colapsado por ser también la Copa, pero hay millones de sitios para comer. Las principales degustaciones canarias siempre están", relata Patricia, que recuerda que el Gran Canaria está a unos 15-20 minutos en coche del centro de Las Palmas: "Habrá guaguas desde el centro continuas para subir hasta el pabellón, es lo mejor para ir. En taxi no saldrá tampoco muy caro. Si hay intención de visitar el resto de la isla sí puede compensar alquilar coche, si no mejor que no".

Recorrer la isla es una de las opciones complementarias para el ocio. Maspalomas, al sur, tiene "las mejores playas del mundo. Las Palmas es la capital y está bien, pero el resto de la isla es espectacular. Siempre hace buen tiempo, en el Norte está más nublado con la panza de burro. En el centro recomiendo visitar el Barranco y las cuevas de Guayadeque. Allí se puede comer en El Centro, muy barato, comida espectacular y abundante", explica Patricia, que al sur destaca las playas de "Maspalomas, Meloneras y Puerto Rico. Espectacular, quien no haya ido debe hacerlo. Hay puestos en primera línea de playa para comer lo que quieras. El clima es agradable, pero por la noche refresca, la sensación térmica es menor que la temperatura real. Rara vez baja de 10 grados, pero una manga larga hay que tener a mano. Y para bañarse hace falta un poco de valor ahora, el agua del Atlántico está fría".

Las parejas de los jugadores del Unicaja han trabado una buena amistad. "Cuando los chicos están fuera, nos reunimos para la merienda e intentamos ayudar a las de fuera en lo que podemos. Para los que somos de mar siempre es agradecido levantarte y verlo. Esperemos estar aquí varios años más, así metemos la cuñita [risas]. A Las Palmas van Ariadna, la mujer de Jayson, que es también de allí, y también las parejas de Fran y Toolson, que vivieron igualmente en la isla", explica Patricia, que, rodeada desde pequeña de gente de baloncesto, también tiene sus conocimientos. Y desearía una final "Unicaja-Gran Canaria. Sí me encantaría, es mi ilusión, aunque ahí el Unicaja debería ganar, quede claro [risas]. Me haría mucha ilusión que Herbalife avanzara también. Es un equipo que te puede pegar un susto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios