Cesc, ese permanente objeto del deseo

  • El Barcelona desmiente que haya un acuerdo con el jugador, ya que podría ser sancionado por la FIFA

Desde hace unos años, cada temporada ocurre lo mismo: los periódicos anuncian el inminente regreso de Cesc Fábregas a España. Pero hasta ahora, el permanente objeto del deseo de los grandes de la Liga siempre se quedó en Inglaterra.

Quizá esta vez sea diferente. El rumor de que el centrocampista llegó a un acuerdo con el Barcelona para la próxima temporada es tan insistente que el mismo club se vio obligado ayer a emitir un comunicado en el que se apresuró a "desmentir rotundamente" la información publicada en toda la prensa catalana.

Hace tres años y medio, durante el Mundial de Alemania, Cesc ya tuvo que hacer frente a las preguntas de los periodistas sobre su futuro, ligado tanto al Barcelona, club en el que se formó cuando era un niño, como al Real Madrid. La respuesta siempre fue: "No hay nada, sólo rumores. Cuando suceda algo, ya hablaremos". Y así sigue, año tras año, como si el reloj no avanzara.

Pero nunca hubo tanto ruido como ahora, cuando el Barcelona se apresta a celebrar elecciones a la presidencia, el Real Madrid busca nuevos cracks para la próxima temporada y el Arsenal se aleja de nuevo del título en la Premier League.

La emisora catalana Ona FM aseguró en la noche del martes que el Barcelona había llegado a un compromiso con el jugador a falta de un acuerdo con el Arsenal. Y ayer la prensa de Barcelona da por cerrada la contratación. "Cesc, atado", titulaba Sport, mientras que Mundo Deportivo aseguraba que "el Barcelona ya tiene pactado un acuerdo con Cesc por cinco temporadas".

Pero el Barcelona se apresuró a desmentir las informaciones de los periódicos, una maniobra poco habitual en el club azulgrana. "Dada la excepcional repercusión creada por las informaciones aparecidas en diferentes medios respecto a un acuerdo con el jugador del Arsenal Cesc Fàbregas, el Barcelona desmiente rotundamente cualquier negociación o acuerdo con el jugador", afirmó el comunicado.

En los últimos días también se publicó en la prensa española el supuesto enfado del Arsenal con el Barcelona por "tocar" al jugador. El club inglés habría manifestado su descontento con la entidad azulgrana a través de una carta y el Barcelona le habría negado cualquier contacto.

La entidad blaugrana está en la obligación de negarlo todo, ya que la FIFA prohibe negociar con cualquier jugador que tenga contrato en vigor, bajo amenaza de sanción.

Entre tanto, Cesc sigue en silencio y lo último que se conoce de su entorno llega a través de su representante, Darren Dean, quien afirmó que "no es verdad" que exista un acuerdo con el Barcelona, en declaraciones publicadas por el diario madrileño Marca.

El prestigio individual de Cesc no se ha visto acompañado de títulos con el club inglés y por eso, a medida que aumenta la edad del futbolista, se especula con la posibilidad de que quiera fichar por un equipo con aspiraciones de ganarlo todo. Por ello, el deseo tanto de Barcelona como de Real Madrid es hacerse con sus servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios