El Chelsea abre la Premier

  • El equipo de Mourinho pincha ante el Burnley y el City golea al Newcastle

El Chelsea empató (1-1) con el débil Burnley en Stamford Bridge y deja abierta la puerta para que el Manchester City, que goleó al Newcastle por 5-0, se acerque a cinco puntos, en la vigésimo sexta jornada de la Premier League.

Tal y como ocurrió el martes ante el Paris Saint-Germain en la Liga de Campeones, el tanto del Chelsea lo anotó el defensor serbio Branislav Ivanovic, que definió con un toque con la derecha una magnífica jugada del belga Eden Hazard, a los 14 minutos.

Sin embargo, el Burnley, antepenúltimo con sólo 22 puntos, aprovechó que el equipo de José Mourinho jugaba con diez hombres por la expulsión del serbio Nemanja Matic a los 70 minutos y anotó el tanto del empate con un cabezazo de Ben Mee en el 81 tras un córner.

Después del partido, Mourinho se mostró furioso con el arbitraje de Martin Atkinson. "Hubo cuatro momentos del juego donde se puede escribir la historia. Minutos 30, 33, 43, 69. No me hagan más preguntas", dijo Mourinho, cuando se lo consultó sobre el análisis del encuentro. "Después de estos cuatro momentos, me sorprende que no hayamos perdido los tres puntos, por lo que el empate es positivo", añadió el portugués, que no quiso seguir hablando del árbitro para "no ser sancionado".

El enfado de Mourinho tuvo que ver con dos penaltis que Atkinson no le concedió al Chelsea y a la expulsión de Matic, que reaccionó furioso después de un cruce de Ashley Burnes. Con el empate, el Chelsea llegó a los 60 puntos, cinco más que su perseguidor, el Manchester City, que goleó al Newcastle.

Los citizens salieron muy motivados tras el pinchazo del Chelsea y sólo le hicieron falta dos minutos a los pupilos de Manuel Pellegrini para adelantarse en el marcador merced a un tanto de penalti de Agüero. Nasri y Dzeko ampliaron la ventaja de equipo de Manchester antes del descanso.

Tras la reanudación, el City no levantó el pie del acelerador y continuó avasallando la meta del Newcastle. Silva, con dos nuevos tantos, hacía la manita para colocarse a cinco puntos y abrir una Premier League que, la jornada pasada, parecía prácticamente sentenciada.

El Arsenal venció por 1-2 al Cristal Palace en un partido con mucha polémica por los goles de los visitantes. En el primer tanto, de Santi Cazorla de penalti a los 8 minutos, la infracción sobre Danny Welbeck pareció fuera del área. Y en el segundo, a los 45, Welbeck estaba en posición adelantada en la jugada previa a la definición de Olivier Giroud. Con esta victoria, el equipo de Arsene Wenger se coloca en la tercera posición por encima del Manchester United, que perdió por 2-1 en su visita al Swansea.

Ander Herrera abrió el marcador para el United a los 28 minutos, pero el coreano Ki Sung-Yeung empató dos minutos más tarde, y el Swansea le dio la vuelta con un remate de Jonjo Shelvey que se desvió en Gomis. "Me encantaría reclamarlo pero el balón golpeó en Gomis", dijo Shelvey. "Si no le pegaba, probablemente no hubiera entrado. De Gea es un arquero de clase mundial, por lo que seguro hubiera parado mi remate", añadió.

El Aston Villa, con el debut de Tim Sherwood como entrenador, perdió por 1-2 con el Stoke, que se impuso con un gol de penalti en el último minuto de Víctor Moses tras una falta de Ron Vlaar que le valió la expulsión. En otros encuentros, el Hull City, con un tanto de Dame N'Doye en el minuto final, venció por 2-1 al Queens Park Rangers, que jugó gran parte del encuentro con diez hombres por la expulsión de Joy Burton a los 33 minutos. Además, el Sunderland empató a cero con el West Bromwich Albion.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios