Cónclaves en Santa Catalina

  • El hotel de los equipos, centro neurálgico de los dirigentes, es un bullicio constante Los responsables del Unicaja se reúnen con los agentes y representantes de Spalding

Los partidos se juegan por la tarde, pero por la mañana también se cuecen cosas. También de madrugada, el trasiego es continuo en turno de café, cerveza o copa. El Hotel Santa Catalina es el centro neurálgico de los clubes participantes en la Copa. Allí conviven todos, dirigentes incluidos. Y por allí pasan los agentes de los jugadores para ver a sus representados. De paso, cambio de impresiones y mucha información rondando.

Muy activo en esta faceta el Unicaja, que ya también proyecta para la próxima temporada. Como se encarga de decir Joan Plaza cuando puede, hay que adelantarse a los que tienen más dinero. El mensaje también se repite desde arriba. En el último periodo se han apalabrado fichajes o renovaciones a estas alturas de la temporada o un poco más tarde. Y aquí, acorde a la importancia de la Copa del Rey, se encuentran todos los agentes más poderosos del continente. Desde Misko Raznatovic, el Jorge Mendes del básket, a otros más modestos. El retén del Unicaja es importante y muy activo. Con el presidente, Eduardo García; el gerente, Ángel Bordes; el secretario técnico, Carlos Jiménez; y el director de relaciones internacionales, Manolo Rubia. Durante una larga hora, toma de contacto con Raznatovic, quien tiene también en Las Palmas a sus colaboradores Julián Aranda y Moisés Cohen, y que del Unicaja lleva a Vladimir Golubovic y Ryan Toolson. También con Mario Scotti, que detenta los asuntos de Will Thomas, sobre el que hay una opción unilateral de renovar, pero también de corte por parte del jugador. Se trabaja en un nuevo acuerdo Asimismo, con David Carro, representante de Vasileiadis. Con Quique Villalobos, de BDA y detentor de Jon Stefansson, y con U1st, con Regino Olivares y Guillermo Bermejo. Llevan a Granger. Pero la cartera de jugadores de los citados anteriormente abarca a un altísimo porcentaje de los jugadores de nivel Unicaja. O sea, que la baraja y los motivos para conversar son múltiples.

También había representantes de Spalding, la marca que viste al Unicaja desde el pasado verano y con la que hay satisfacción por su servicio. Ya se trabaja en los diseños de la próxima temporada y la idea es continuar en la misma sintonía. Se ha vendido más con la camiseta de este curso que en los últimos años, sorprendiendo las previsiones incluso de la propia empresa.

La Copa se juega en el Gran Canaria Arena pero el futuro en el Santa Catalina. Los resultados en la cancha del Unicaja se conjugan con buena marcha fuera. Liberación tras volver a estar entre los cuatro primeros e ilusión, toda la del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios