Un Dakar infernal

  • En tres etapas ya hubo accidentes mortales de espectadores y pilotos y animales atropellados · El calor, causa de hipertermias

Accidentes mortales de pilotos y espectadores, animales atropellados que se convierten en víctimas inocentes, un calor sofocante con más de 40 grados, automovilistas que pierden cinco kilos por etapa y un clima interno extraño dentro de la organización son las primeras postales del Rally Dakar 2012.

Ya en la primera etapa entre Necochea y Energía, en la provincia de Buenos Aires, y con sólo 57 kilómetros cronometrados, la fatalidad se cobró la vida del motociclista argentino Jorge Martínez Boero y la de dos espectadores que murieron al estrellarse la avioneta desde la que seguían la carrera.

Y aunque no todas resultan trágicas, el Dakar produce cientos de dificultades a diario. Los límites del rally más difícil del mundo son siempre difusos. El lunes, la segunda etapa entre las ciudades de Santa Rosa y San Rafael fue aún más peligrosa. El motociclista argentino Mariano Lorenzetti debió abandonar después de que un camión que participaba en la competencia atropellara su moto.

Casi al mismo tiempo, el francés Bruno da Costa chocó contra una vaca en medio del camino y terminó hospitalizado, aunque fuera de peligro. Su motocicleta se prendió fuego después del accidente y el piloto debió abandonar la competición. El animal murió en el acto. El motociclista argentino Sergio Cerdera chocó también contra un caballo y fue internado igualmente. Si bien la organización no da a conocer el total de abandonos, en un primer recuento se habla ya de más de 30 pilotos que dejaron la carrera, sobre los 470 que comenzaron la travesía en Mar del Plata.

El calor es el otro gran enemigo de los pilotos: los más de 40 grados que registraron los termómetros el pasado lunes, y que se repitieron en la etapa de ayer entre San Rafael y San Juan, dejaron a varios pilotos exhaustos. El motocilista francés Sebastien Coue ingresó en estado de coma al hospital Schestakow de San Rafael por un cuadro de hipertemia y permanece en terapia intensiva pero fuera de peligro.

Según analizaron médicos de ASO, la empresa organizadora del rally Dakar, durante una etapa un piloto puede llegar a perder entre cuatro y cinco kilos, por lo que desde la misma se hace mucho hincapié en que no descuiden la hidratación durante la carrera.

Y fuera de lo deportivo, adentro de los campamentos, también se han vivido jornadas con un clima interno extraño. Según afirman algunos integrantes de la organización, que prefieren no dar sus nombres, hay una puja por puestos importantes tras el alejamiento de varios apellidos con historia dentro de la empresa que organiza el rally.

Y, sin embargo, todo este mix de condimentos en el paso por Argentina es lo más suave del rally: se cree que lo más difícil llegará en Chile y Perú. El cóctel del Dakar es para muy pocos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios