Demichelis: dos partidos y la falta de un criterio

Comentarios 3

Manuel Pellegrini se encontró ayer con otra desagradable noticia. Martín Demichelis fue sancionado con dos partidos de sanción cuando se esperaba que fuera sólo uno tras su roja en Granada. El artículo 123 del Código Disciplinario tiene la culpa: "Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes".

El Comité de Competición decidió añadir la interpretación de ese artículo al habitual de la expulsión, el 114, tras leer que en el acta de Mateu Lahoz que la roja al argentino llegó tras "propinar una patada a un adversario sin estar el balón a distancia de ser disputado". No sentó nada bien por Martiricos, más aún cuando hay episodios muy recientes en nuestro fútbol de acciones que, siendo más graves, tuvieron una sanción menos o ni siquiera llegaron a tenerla, como el pisotón de Pepe a Messi en el partido de ida los cuartos de final de la Copa del Rey.

Sin ir más lejos, la patada que Isco dio a Negredo hace dos semanas fue mucho más contundente que la de Demichelis a Henrique el lunes. De hecho, dicha acción fue considerada por Muñiz Fernández como amarilla (sucedió que era la segunda y por eso enfiló el camino a los vestuarios).

Ese desigual criterio para interpretar acciones dará un buen quebradero de cabeza al técnico chileno, pues en principio su baja no se notará tanto ante el Mallorca. Sin embargo, el segundo de los encuentros que se perderá Demichelis será el de San Mamés. El club no presentó alegaciones a su roja y tendrá que decidir si ahora apela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios